Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid y el Barça encabezan la lista de los clubes más ricos

Durante el ejercicio económico de 2004-2005 el Madrid se convirtió en el club más rico del mundo. El récord de caja coincidió con una crisis deportiva de la que todavía no es capaz de salir. El informe que publicó ayer la auditoría Deloitte confirma que el Madrid sigue liderando a los clubes más ricos del mundo, con unos ingresos de 292 millones de euros. En segundo lugar, se coloca el Barcelona, que ha subido cinco puestos en dos años. El club que preside Joan Laporta pasó del séptimo al segundo lugar, gracias a unos ingresos de 259 millones de euros.

En el ejercicio 2004-2005 el Barcelona recaudó 208 millones de euros. Un año, una Liga, y una Copa de Europa después ganó 50 millones más. Lo suficiente para superar a la Juventus, el Manchester y el Chelsea en la cuenta de resultados.

El Madrid no fundamenta su política en los éxitos deportivos. No necesita trofeos para ser la institución más rica de la industria del fútbol. Al revés, cuanto más ingresa el club, peor juegan sus futbolistas. Los responsables del Madrid aseguran que seguirán siendo la economía más poderosa del fútbol hasta, por lo menos, 2010. Aunque sigan sin lograr títulos.

Fue Florentino Pérez, su ex presidente, el responsable de colocar al Madrid en el liderato de los más adinerados. Lo consiguió mediante un sólo movimiento estratégico: el fichaje de David Beckham. El Manchester se lo vendió por 35 millones en 2003. Hasta entonces, el Manchester fue el club con mayor músculo financiero del planeta. Desde 2003 el Madrid no ha ganado ningún título.

Las cifras que proporciona Deloitte contabilizan los ingresos por venta de entradas, los contratos audiovisuales y los rendimientos del márketing. Los números del ránking no incluyen los traspasos de jugadores.

Pese a caer a la cuarta posición, el Manchester sigue siendo el club que más beneficios obtuvo hasta junio del 2006, con 49,7 millones de libras (unos 72 de euros). El secreto de la rentabilidad de las inversiones del club inglés está en que apenas ha gastado en fichar jugadores.

La clasificación de los 20 clubes más ricos, según Deloitte, cuenta con nueve británicos. Por orden de ingresos son: Manchester, Chelsea, Arsenal, Liverpool, Newcastle, Tottenham, Manchester City, West Ham y Rangers.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007