Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá reitera que decir que Al-Russafí hablaba valenciano no es ridículo

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, aseguró ayer que ni ella ni nadie hace el "ridículo" por "defender la identidad valenciana" y la "lengua propia de los valencianos", al tiempo que manifestó que está "muy orgullosa" de hacer esta defensa. Se refería así a sus propias palabras del pasado miércoles en las que decía que el poeta árabe Al-Russafí, muy estimado por la dinastía almohade, ya hablaba valenciano, incluso un siglo antes de la llegada de Jaume I. Tras el acto de presentación del libro El Marítim, Barberá quiso responder también al concejal del PSPV Juan Soto, que calificó de ridícula su intervención. Soto censuró las "afirmaciones pseudoeruditas" de Barberá y le pidió que "se centre y reflexione" porque "cuando ella hace el ridículo" lo hace "toda la ciudad".

Entre el público al que iban dirigidas las palabras de Barberá se hallaban dirigentes secesionistas y de la ultraderecha como María Dolores García Broch, por lo que su intervención se interpretó como un guiño al blaverismo de cara a las elecciones.

Barberá insistió: "Nadie, ni yo, ni nadie, hace el ridículo por defender la identidad valenciana, por defender nuestra lengua propia, diferenciada". Señaló que esta defensa "se podrá hacer con mayor o con menor brillantez", pero reiteró que "nadie hace el ridículo por eso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007