Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Referéndum del Estatuto

Un grito contra el absentismo

El mundo de la cultura se moviliza a favor del Estatuto con la creación de un manifiesto

El mundo de la cultura se ha volcado en favor del Estatuto de Autonomía para Andalucía en un intento de evitar la abstención en "una época de consenso político en la que la gente puede no sentir la necesidad de apoyar el texto", en palabras del escritor granadino de 49 años Luis García Montero, uno de los intelectuales que demuestra su apoyo al Estatuto con la firma del manifiesto titulado Andalucía de nuevo [que se reproduce en esta página].

El manifiesto empezó a circular la pasada semana y ya son cientos los firmantes entre intelectuales, actores, músicos, periodistas, sindicalistas, miembros de asociaciones ciudadanas y hasta el mundo del toro, con la representación de Javier Conde. Todos son andaluces y piden el sí para la reforma del texto. "La reforma significa la actualización del Estatuto de 1981 según las demandas de una democracia moderna en la que tiene poca importancia el debate sobre sí se trata de 'nación' o de 'realidad nacional'. Establece vínculos jurídicos con el ciudadano y eso es importante en una época como la nuestra de liquidación del Estado", apunta García Montero.

La poeta cordobesa Elena Medel, de 21 años y una de las más jóvenes entre los firmantes, cree que el referéndum es "una oportunidad única para los andaluces de apoyar el futuro al que estamos destinados, pero parece que no llegamos a alcanzar". "Es una oportunidad para seguir creciendo que, si la desaprovechamos, igual no la volvemos a tener", añade la autora de Tara. Elena Medel asegura que cuando en la reforma del texto "las susceptibilidades han estado a flor de piel". "Se ha buscado cualquier desliz o ambigüedad para crear polémica, como el caso de la supuesta exclusividad del flamenco [cita en el texto que suscitó las protestas de otras comunidades]. No creo que Andalucía quiera adueñarse del flamenco", añade la poeta.

"El Estatuto es básico para la autonomía de Andalucía; aunque a fin de cuentas todos somos dependientes. Unos países de otros, unos pueblos de otros, unas familias de otras; y después está el César romano, que va a existir siempre. Pero, independientemente de eso, si otras comunidades han reformado su Estatuto, ¿por qué no Andalucía?", dice el cantaor granadino Enrique Morente, 65 años y una de las voces que ha sabido modernizar el flamenco desde el respeto a la tradición.

"Aquí todo el mundo apuesta por el Estatuto y eso demuestra que los andaluces tenemos otra mentalidad y menos problemas que en otros sitios, dónde estas cosas han costado mucha sangre. Ésta es una tierra de mestizaje", afirma orgulloso Enrique Morente.

Para el poeta jerezano José Manuel Caballero Bonald, de 80 años, se trata de "un nuevo Estatuto, no una reforma, porque el articulado se ha multiplicado". "Es un texto progresista, solidario, con una voluntad conciliadora y de progreso social. No será la solución para todos los problemas, pero sí debemos reconocer que esta tierra se ha modernizado mucho y existe un nuevo concepto del sentimiento de ser andaluz, con independencia de los nacionalismos de guardarropía", precisa el escritor.

A la actriz Ruth Gabriel, que nació en San Fernando hace 31 años, le ha "emocionado" la determinación del nuevo texto en la lucha contra la discriminación. "Lo que más me tocó del Estatuto es la defensa que hace contra cualquier tipo de discriminación. Es algo que, a estas alturas, todos damos por supuesto; pero que no se contempla con la misma claridad en otras normas. Ojalá que allá cosas así que todas partes, no sólo en Andalucía", dijo ayer la actriz desde Altea (Alicante), poco antes de entrar en el ensayo de La casa de Bernarda Alba, que dirige Amelia Ochandiano.

"El hecho de que todos los partidos políticos, salvo el Partido Andalucista, apoyen el Estatuto, y que los obispos se opongan, mientras los cristianos de base lo defienden; anima a pensar que es algo positivo", afirma el escritor malagueño Pablo Aranda, de 38 años. "No se le está prestando la debida atención a la reforma del Estatuto porque la nuestra es una sociedad sin problemas añadidos. Pensamos que las cosas no nos van a afectar y delegamos en los que están arriba", se lamenta Aranda.

Andalucía de nuevo

Éste es el texto del manifiesto que han firmado, entre otros, los escritores Pablo García Baena, Andrés Neuman y Ana Rossetti; los músicos Miguel Ríos, Joaquín Sabina y Estrella Morente; los actores Juan Diego y Pilar Bardem, y el psiquiatra y escritor Carlos Castilla del Pino:

"El próximo 18 de febrero se someterá a referéndum la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía. El nuevo Estatuto recoge y actualiza el sentido político que el pueblo andaluz manifestó el 28 de febrero de 1980, exigiendo el reconocimiento pleno de los derechos de Andalucía, dentro de la Constitución Española y del necesario equilibrio territorial del Estado. El diálogo y la negociación democrática han hecho posible que se presente ahora a los ciudadanos andaluces un texto consensuado por una amplísima mayoría de las fuerzas políticas.

El nuevo Estatuto refleja el espíritu de una democracia moderna, capaz de interpretar la Constitución Española en sus mejores posibilidades de libertad, igualdad, amparo social y respeto a los credos individuales. En el Preámbulo y en los diversos artículos del Estatuto se apuesta por una convivencia basada en los valores de la paz, la solidaridad, el encuentro cultural entre civilizaciones, la cohesión y la defensa de la biodiversidad y del patrimonio histórico. Adquieren especial importancia los artículos que animan las políticas de igualdad entre hombres y mujeres, el rechazo legal de la discriminación y el belicismo, y el respeto a la libertad religiosa o a cualquier otro tipo de libertad propia de la dignidad humana y de las conciencias privadas. A través de las competencias que asume, la Junta de Andalucía se responsabiliza de asegurar un empleo estable y de calidad, el derecho a una sanidad y una educación pública, el apoyo social a las personas dependientes o discapacitadas y la integración social de los inmigrantes. Se compromete además a fomentar y promocionar la investigación científica, la creación artística y el patrimonio cultural de Andalucía.

El texto del nuevo Estatuto da respuesta a las demandas sociales de la convivencia en una democracia moderna europea. El espíritu de debate libre y de consenso que ha guiado el proceso de elaboración del Estatuto supone un modelo de buen trabajo político que conviene resaltar. Por todo ello, porque nos sentimos vinculados con el futuro de nuestra tierra y porque consideramos importante aprovechar esta ocasión para consolidar la cultura y la historia de Andalucía, apoyamos el sí al nuevo Estatuto y llamamos a la participación ciudadana en el referéndum convocado para el próximo 18 de febrero. Andalucía, de nuevo, gracias al apoyo de los ciudadanos, puede reivindicar su valor económico, cultural y político en la historia contemporánea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de febrero de 2007

Más información