Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces rebajan la pena a un menor que amenazó a su novia en un 'chat'

El noviazgo entre adolescentes no tiene la entidad necesaria para incluirlo entre las relaciones afectivas que, desde la entrada en vigor de la Ley contra la Violencia de Género, elevan la gravedad de cualquier tipo de amenaza o agresión que un hombre pueda infligir a una mujer. Esa tesis mantiene la sección tercera de la Audiencia de Cantabria para reducir la condena impuesta a un joven que amenazó en un chat de Internet a una chica con la que había salido durante un año, cuando ambos eran menores.

El juzgado que vio el caso en primera instancia consideró al acusado, J. A. A. R., autor de un delito de amenazas por decir a su ex novia cosas como "has jodido tu vida... y ahora lo vas a recoger bien recogido". La sentencia le obligaba a trabajar 40 días en beneficio de la comunidad. Ahora, los tres magistrados de la sección tercera de la Audiencia coinciden en que esas frases son "amenazas leves" y no pasarían de constituir una falta si no se les aplicase el plus de gravedad que la Ley contra la Violencia de Género otorga a ese tipo de conductas cuando su autor ha estado casado con la víctima o ligado a ella por "una análoga relación de afectividad". Le rebajan la condena a 60 euros de multa. Uno de los jueces se ha mostrado en desacuerdo y cree que fue delito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de febrero de 2007