Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olivas rechaza varias ofertas de compra del Banco de Valencia

La entidad financiera gana 113 millones, un 18,5% más que en 2005

José Luis Olivas, presidente del Grupo Bancaixa y del Banco de Valencia, que controla la caja valenciana con un 38% del capital, aseguró ayer haber rechazado varias ofertas de compra por el Banco de Valencia. "El banco tiene muchos novios en la Unión Europea porque está muy bien gestionado y ofrece unos resultados muy solventes", explicó Olivas, "pero no he recibido ninguna oferta formal porque me niego a recibirlas".

La cotización bursátil creció un 49% en 2006, 15 puntos por encima de la media del sector

El Banco de Valencia constituye un auténtico pulmón para la caja valenciana, pero el presidente de ambas entidades subrayó que "la joya de la corona no está en venta" ni Bancaja tiene el más mínimo interés en desprenderse del banco. Más aún, tanto Olivas como Domingo Parra, consejero delegado del Banco de Valencia, afirmaron que el modelo de negocio de la entidad financiera "todavía tiene mucho recorrido".

Ambos comparecieron en rueda de prensa para presentar unos resultados "muy positivos" a lo largo del año pasado. "Por primera vez en su historia, el Banco de Valencia supera los cien millones de euros de beneficio neto", subrayó Olivas.

Y por primera vez en la historia, el valor en bolsa del Banco de Valencia supera los cuatro mil millones de euros. La cotización de la entidad creció un 49% a lo largo de 2006, 15 puntos por encima de la media del sector financiero, y esa evolución se arrastra hace años. "El inversor que compró cien euros en acciones del Banco de Valencia en 2000, tiene ahora 387", subrayó Olivas. La media de revalorización del sector financiero en bolsa en el mismo plazo es del 70%.

El beneficio neto aprobado por el consejo de la entidad supera los 113 millones de euros, cifra que arroja un alza del 18,5% respecto al ejercicio anterior. El buen comportamiento de la economía española, en especial en la Comunidad Valenciana y Murcia, zonas de mayor implantación de la entidad, por un lado, y el crecimiento del volumen de negocio en más de un 28,3% respecto al ejercicio anterior, explican la positiva evolución de los resultados del banco.

El volumen de créditos concedidos por el Banco de Valencia a lo largo de 2006, la inversión crediticia, creció por encima del 30% con especial énfasis de los créditos hipotecarios. Los créditos para compra de vivienda crecieron un 35,4% el año pasado y representan ya el 56% del total de la inversión crediticia de la entidad.

Los recursos ajenos gestionados por Banco de Valencia también crecieron cerca del 30% como resultado de la apertura de una treintena de oficinas en Madrid, Barcelona, Aragón, Castilla-La Mancha y los territorios históricos de la entidad, Comunidad Valenciana y Murcia.

En todos los casos, el crecimiento registrado por el Banco de Valencia en 2006 supera con mucho las previsiones del consejo. Parra destacó que los resultados son tanto mejores si se atiende al creciente número de competidores: "Todos los grandes abren sucursales en la Comunidad Valenciana y Murcia, son muchos, son buenos y lo hacen bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2007