Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Pereiro, exculpado

La Agencia Antidopaje francesa archiva el expediente del ciclista gallego, que espera la sanción a Landis para ser proclamado ganador del Tour 2006

El presidente de la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD), Pierre Bordry, anunció ayer el archivo de los expedientes abiertos por su organismo a 11 ciclistas, entre ellos el del español Óscar Pereiro. Se cierra así, justo una semana después de su filtración a la prensa, un caso que según tanto el presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI) como el de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y el del Tour de Francia nunca debería haberse producido. Pereiro, segundo en el pasado Tour, está a la espera de que se sancione por dopaje al ganador, Floyd Landis, para ser proclamado vencedor.

El problema nació porque Francia, a pesar de que es uno de los 41 países que han suscrito el Convenio de la Unesco que establece que el Código Mundial Antidopaje (CMA) es la única norma, aún no ha desarrollado los reglamentos acordes a la nueva situación. Por ello, la AFLD se rige según la antigua ley antidopaje gala, lo que le daba derecho a intervenir con voz propia y su propia normativa en todos los casos de presunto dopaje que se daban en las competiciones allí desarrolladas hasta octubre de 2006.

El corredor hubiera evitado sospechas de haber remitido a tiempo los justificantes de su asma

Así, cuando en dos de las etapas del pasado Tour se encontraron restos de salbutamol (Ventolín, un medicamento para el asma) en la orina de Pereiro, ni la UCI, que le había extendido al ciclista gallego, que sufre asma de esfuerzo, una Autorización de Uso Terapéutico abreviada (AUT) que permitía el uso del Ventolín inhalado, ni la AMA, cuyo consejo de vigilancia había dado por buena la AUT, abrieron ningún tipo de expediente. No así la AFLD, autoridad que regulaba el uso de las AUT en Francia y notificó a Pereiro y 10 ciclistas más en su misma situación la apertura de un expediente.

Si Pereiro hubiera respondido con diligencia a los requerimientos franceses de septiembre, cuando estaba corriendo la Vuelta, y de noviembre, cuando estaba de vacaciones, la causa se habría archivado inmediatamente. Su nombre no habría salido en los periódicos como el de un sospechoso más de dopaje. Pero Pereiro no respondió, no envió el expediente médico que justifica la medicación elaborado por un hospital de Vigo, y sólo vio el peligro de una sanción absurda en territorio francés, de una prohibición de correr el próximo Tour, de la posibilidad de ser desclasificado tanto como lo podría ser Landis, cuando el diario Le Monde publicó el jueves de la semana pasada que el suyo era uno de los 11 casos que podría sancionar la AFLD dado que no había recibido los justificantes.

La fecha límite, el día en que la AFLD decidiría o archivar el expediente o seguir adelante con su tramitación, era el 25 de enero, ayer, pero Pereiro esta vez no tardó en responder: el pasado viernes, por fax, envió toda la documentación requerida, lo que, evidentemente, condujo a que en su reunión de ayer el consejo de la AFLD decidiera archivar su caso.

Pese a la petición expresa en contra de Dick Pound, presidente de la AMA, guiado por un deseo de armonizar procedimientos y no convertir la lucha antidopaje en un laberinto jurídico, la Agencia francesa mantiene la cita del 8 de febrero para recibir a Howard Jacobs, abogado de Floyd Landis. De esa forma pretende continuar con un proceso sancionador paralelo al que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), en quien ha delegado la UCI, sigue en Estados Unidos. "Lo más que podemos hacer para evitar el problema que tema la AMA, esto es que un organismo absuelva y otro sancione a Landis, es esperar a que termine su proceso la USADA para anunciar nuestro veredicto", explicó Bordry. En Estados Unidos, probablemente en Denver (Colorado), la vista del caso Landis ante la Asociación Americana de Arbitraje (AAA) se verá en la primavera próxima, casi nueve meses después de su positivo por testosterona en la etapa de Morzine del Tour 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de enero de 2007