Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saura delega en Guillot el grueso de sus responsabilidades en Iniciativa

Iniciativa per Catalunya quiere que los avatares del Gobierno catalán afecten lo menos posible al partido y por este motivo ha creado una nueva figura en su organigrama para que dirija el partido mientras su líder, Joan Saura, se dedica al macrodepartamento de Interior y Relaciones Institucionales. El hasta ahora vicepresidente, Jordi Guillot, fue nombrado ayer secretario general de ICV, un cargo de nueva creación que podrá concentrar la mayoría de las atribuciones que hasta ahora sólo podía desempeñar Saura como presidente.

El líder ecosocialista aseguró ayer tras el Consejo Nacional de la formación que los cambios organizativos "reforzarán la estructura directiva del partido" después de que buena parte de sus dirigentes hayan accedido a puestos de responsabilidad en el Gobierno catalán. Continuarán como vicepresidentes Imma Mayol, Jaume Bosch y Mercè Rivadulla. La reestructuración del partido se aprobó por práctica unanimidad de los presentes y con una sola abstención.

Con vistas a las elecciones municipales de mayo, Saura explicó que ICV tiene ya asegurada la presentación de unas 300 candidaturas, el doble que en los anteriores comicios. "Estaremos presentes en todas las capitales de comarca y las ciudades de más de 10.000 habitantes", indicó Saura, quien constató el "optimismo" de la formación por su dulce momento electoral.

El objetivo de los ecosocialistas es pasar del 10,5% de votos en las pasadas municipales a "como mínimo" el 13% y ampliar presencia en las diputaciones de Barcelona, Lleida y Girona. La formación también se ha fijado como objetivo entrar en la diputación de Tarragona, gobernada ahora por el tripartito conservador: CDC, UDC y PP.

Los socios de coalición de Iniciativa, Esquerra Unida i Alternativa, se plantearon objetivos parecidos en el Consejo Nacional que también celebraron ayer en Barcelona. Su coordinador general, Jordi Miralles, expresó su deseo de que la única capital catalana gobernada por CiU, Tarragona, tenga a partir de mayo un gobierno de izquierdas. Éste, dijo, es el principal objetivo de la coalición para estas elecciones.

Miralles también explicó que el próximo 9 de febrero espera cerrar, precisamente en Tarragona, las listas que presentará a las elecciones. El consejo nacional de EUiA acordó también convocar concentraciones en la Plaza Sant Jaume cada vez que haya un nuevo muerto en accidente laboral en Cataluña. "Nos manifestaremos como hacemos en otros casos -dijo Miralles-, porque no hay muertos de primera y de segunda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de enero de 2007