Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Movilidad en un espacio protegido

Los empresarios arremeten contra la restricción de coches privados

La noticia de las posibles restricciones al tráfico rodado en la carretera A-483 en los días más conflictivos ha provocado la reacción de los sectores sociales más implicados. Juan Romero, portavoz de Ecologistas en Acción, matizó que la restricción "nunca sería prohibitiva, pero sí necesaria, porque el coche está devorando los espacios naturales y en Doñana debemos ser ejemplarizantes". La intención de limitar el tráfico rodado, a pesar de no ser definitiva, ha encontrado radicales retractores. Ezequiel González, presidente de la Asociación de Hoteleros de Matalascañas, se opone frontalmente, porque cree que la medida "hundiría económicamente al pueblo".

Matalascañas cuenta actualmente con cinco grandes hoteles con capacidad para 4.500 camas. Ezequiel González mantiene que diferenciar a los visitantes propietarios, que podrían entrar en Matalascañas libremente con sus vehículos, de los que no poseen una casa y que deberían usar el transporte público, originaría "ciudadanos de primera categoría y de segunda categoría y daría muy mala imagen de la zona". Precisamente la Asociación de Propietarios de Matalascañas tampoco ve la medida con buenos ojos, es más, la considera "descabellada", informa Europa Press.

Por su parte, los empresarios de Almonte (Huelva) acusaron a la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, de "ningunearles". Los empresarios criticaron a la consejera por haberles "ocultado" esta posibilidad en la reunión de la junta rectora de Doñana, celebrada el miércoles. A su juicio, se trata de una iniciativa que "abocada al fracaso". Muchos sectores del municipio almonteño creen que sería suficiente con mejorar el actual sistema de transportes por autobús, que desde hace cinco meses enlaza seis veces al día Almonte con Matalascañas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2007