Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Mirarte', un recorrido por el lenguaje de la pintura de Luís Seoane

La Fundación del artista cumple 10 años

"En pintura no abra la boca antes de abrir los ojos". Esta frase de Luís Seoane (1910-1979) preside la exposición Mirarte con la que la fundación que lleva su nombre inicia la celebración de su décimo aniversario a través de un proyecto de tres años cuyo objetivo es dar a conocer las obras y la vida del polifacético artista gallego de una forma distinta y didáctica, transformando al visitante en actor. Esta primera muestra, que permanecerá abierta hasta finales de diciembre, ofrece conocer, a través de 42 cuadros de Seoane, el lenguaje de la pintura, descubrir la importancia del color, del trazo o el sentimiento que despierta un lienzo en cada persona.

La exposición, de libre acceso, está configurada para grupos de personas (un mínimo de diez), niños o adultos a los que se les entrega a la entrada material didáctico. Con ayuda de un guía, lo utilizan para adentrarse en el universo pictórico de Seoane, desde finales de los años 40 hasta los 70 y recorrer, junto con una exhaustiva cronología de los acontecimientos más destacables del siglo XX, la biografía del artista e intelectual gallego de fuerte compromiso político, cuya vida transcurrió entre Buenos Aires -donde nació y luego regresó, como exiliado, en 1936- y Galicia.

La selección de óleos que conforman este Mirarte/Seoane recoge la variedad de los temas que el artista plasmó en un lienzo: desde su visión de una Galicia campesina mítica (La lechera, Mujer con zuecos, Cortando hierba) y la que tenía de Argentina en la que se refugió al comenzar la Guerra Civil española o su escenificación en pintura de episodios de la historia reciente de España (El proceso de Burgos) hasta la influencia que tuvo en su obra las vanguardias del pasado siglo, especialmente Picasso, Matisse o Léger, así como los homenajes plásticos que dedicó a pintores clásicos como Goya, El Bosco, Rembrandt o Cranach, además de a Castelao y al escritor Rabelais.

El recorrido de la muestra comienza en la planta baja de la Fundación Luís Seoane en una sala donde el espectador es llamado a descubrir que "los cuadros hablan", como solía destacar el artista, transmiten emociones y reflexiones en función de los colores, el movimiento del trazo o la textura de su composición. Junto a su cuadro El vestido negro (1970), se expone una copia con los colores cambiados, como el vestido que aparece en blanco, en la que el visitante es llamado a añadir elementos y fijarse en la importancia del color en la pintura, uno de los elementos que más estudió Seoane a través de sus obras plásticas.

Un conjunto de fotografías a gran escala realizadas por José Agustín Sánchez destacan fragmentos y trazos de las obras de Seoane para explicar al visitante el uso de la pintura, la linea de su trazo. La exposición, realizada por A Mano Cultura con el patrocinio de Caixa Galicia, el Ayuntamiento de A Coruña y la Diputación Provincial, rehúye los programas educativos tradicionales, ya que busca que los cuadros hablen por sí solos e introduzcan al visitante, independientemente de su edad o su formación académica, en las inquietudes vitales del creador, quien plasmó en la pintura sus intereses culturales y emocionales. Su esposa, Maruja, así como sus numerosos amigos y colaboradores en el exilio son los motivos más habituales de sus lienzos.

Una muestra sobre el itinerario del trazo en la extensa obra de Seoane, que se inaugurará en marzo, así como otra que reunirá toda su producción artística e intelectual relacionada con Buenos Aires, a finales de año, completarán la celebración del 10º aniversario de la fundación. En cuanto al proyecto de observatorio didáctico de su obra, tendrá continuación en 2008 y 2009 con exposiciones interactivas sobre otros campos de las artes plásticas en las que se distinguió Seoane, como el diseño gráfico y la ilustración, además de su faceta de escritor e intelectual comprometido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de enero de 2007