La lucha contra ETA | Protestas en el resto de España

Pamplona, Zaragoza y Santiago también dicen 'no' a ETA

En la capital aragonesa la convocatoria reunió a más de 40.000 personas

Miles de personas secundaron las manifestaciones convocadas en distintos puntos de España para protestar contra ETA y condenar los dos asesinatos cometidos por la banda criminal en el aeropuerto de Barajas el 30 de diciembre. Aunque en la mayoría de las provincias no se habían programado marchas, ya que la idea era que fueran secundadas la de Madrid o la de Bilbao, miles de personas se concentraron, principalmente en Navarra, Galicia y Aragón para solidarizarse con el pueblo ecuatoriano y pedir la desaparición de ETA.

- Navarra. Todo el arco parlamentario navarro y numerosos colectivos y asociaciones participaron en la marcha de Pamplona convocada por la Federación de Asociaciones de Inmigrantes en Navarra, y que según la Delegación del Gobierno reunió a unas 2.000 personas. La manifestación discurrió bajo el lema Por la paz, no a la violencia. UPN, partido que representa al PP en Navarra, se sumó a la marcha, al considerar que la convocatoria condenaba a ETA, conseguía la unidad frente al terrorismo y no recogía una apuesta por la negociación. Sin embargo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo y el Foro El Salvador rechazaron participar. Los integrantes del colectivo Libertad Ya, como ya habían anunciado, acudieron con pancarta propia con el lema Contra ETA, libertad ya.

500 intelectuales firman un manifiesto en el que solicitan la unidad de todos los partidos

Más información

Tras guardar tres minutos de silencio por los muertos en la T-4, el presidente de uno de los colectivos convocantes, la Asociación Pro Ecuador, Yerovi Ordóñez, leyó el comunicado consensuado, que mostraba "su más categórica condena al brutal atentado" y manifestaba su "solidaridad con todas las personas que sufren o han sufrido las consecuencias de cualquier tipo de violencia". También pidió que "esta tragedia no sea utilizada con fines partidistas", pidió el "respeto de la voluntad de los seres humanos para decidir su destino sin violencias" y dijo dejar constancia de su "absoluta independencia de criterio en esta convocatoria".

- Zaragoza. Miles de zaragozanos, 40.000, según unas fuentes, y hasta 100.000, según otras, salieron a la calle en Zaragoza convocadas por la asociación de ecuatorianos Los Galápagos, UGT y CC OO, la Confederación de Empresarios y la de la Cooperativa de la Pequeña y Mediana Empresa, informa Concha Monserrat. Los manifestantes llenaron el Paseo de la Independencia y durante más de una hora caminaron en silencio hasta la Plaza de España. Todas las fuerzas políticas -menos el PP-, colectivos sociales y ciudadanos anónimos apoyaron la marcha que también se repitió en las otras tres capitales aragonesas.

A la de Zaragoza asistió el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias y el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch. Fue el rector de la Universidad, Feipe Pètriz, quien dio las gracias a los asistentes; junto a él, en el estrado montado en la Plaza de España, un ecuatoriano agitaba una bandera de su país. El silencio y los aplausos cerraron la protesta. En la Almunia de Doña Godina el alcalde del PP, Victoriano Herráiz, asistió con toda la corporación a la concentración de protesta. La Almunia es la tercera localidad de la provincia.

- Galicia. El rechazo al terrorismo y el recuerdo de los dos muertos el 30 de diciembre también estuvo presente en Galicia, donde se manifestaron unas 600 personas. En Ferrol acudieron a la concentración unas 500 personas, según fuentes de la Policía Local, y alrededor de 1.500 según los convocantes, la Asociación de Ecuatorianos y la Hermandad Latinoamericana. También se sumaron responsables de la Unión Comarcal de CC OO y de UGT y la Agrupación Socialista de la comarca. En Santiago, la concentración de repulsa, convocada por la Asociación de Inmigrantes Gondwana, reunió a cerca de un centenar de personas. Entre los asistentes se encontraban miembros del Gobierno local, regido por una coalición del PSG-PSOE y el BNG. Durante la concentración una portavoz de la entidad convocante recordó que "la sociedad española quiere vivir en paz y tiene derecho a vivir en paz", objetivo al que "los inmigrantes", dijo, "también queremos contribuir".

- Castellón. En Benicarló (Castellón) un centenar de personas se concentró frente al Ayuntamiento. La convocatoria fue iniciativa de la Asociación Cultural de Inmigrantes Ecuatorianos Baix Maestrat, con el lema Por la paz y contra el terrorismo. El PP de Benicarló sí estuvo presente en el acto, a diferencia de lo que ha ocurrido en Madrid y Bilbao y a pesar de que en la pancarta no figuraba el término libertad, reivindicado durante toda la semana por la dirección nacional del PP. Cinco de los nueve concejales con que cuenta el partido en el pleno municipal hicieron acto de presencia, entre ellos, el diputado autonómico Jaime Mundo y el candidato a la alcaldía, Marcelino Domingo. Secundaron también el acto el alcalde de Benicarló, el socialista Enric Escuder; así como representantes de su socio de gobierno, el Bloc, y otras fuerzas políticas y sindicales, informa Isabel Pastor.

- Manifiesto desde Barcelona. Unas 500 personas, principalmente del mundo de la cultura y del espectáculo, se han adherido a un documento denominado Manifiesto por la paz, en defensa del diálogo y que solicita la unidad de todas las fuerzas parlamentarias para dar apoyo al Gobierno y acabar con el terrorismo. La iniciativa, impulsada por el colectivo Uno de los nuestros, de Barcelona, de carácter progresista, integrado por profesionales de distintas áreas, ha recabado las firmas de personas como el cantante Javier Gurruchaga, el cantautor Jaume Sisa, la actriz Silvia Marsó, el jugador del Barcelona de baloncesto, Jordi Trias, y los directores de teatro Xavier Albertí y de cine, Isaki Lacuesta, entre otros.

El manifiesto, abierto a más adhesiones, consta de tres puntos: que todos los ciudadanos de España, sin excepciones, puedan ejercer su derecho a ser felices y a vivir en paz; la unidad de las fuerzas parlamentarias para conseguirla y, por último, el "fin de la violencia de alta y baja intensidad. Pedimos el diálogo. Ni una víctima más".

Lectura del manifiesto en la concentración celebrada en Pamplona.
Lectura del manifiesto en la concentración celebrada en Pamplona.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50