Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pagán estrena un filme sobre migraciones rodado al margen de la industria

La única película gallega seleccionada para el Festival de Gijón de 2006 se titulaba Bs.As (por Buenos Aires). Rodada íntegramente en formato digital, Bs.As. destapa una historia de migraciones, entre Galicia y Argentina, y fue realizada en la más absoluta independencia. Su autor, Alberte Pagán (O Carballiño, 1965), defiende la condición cinematográfica al margen de la industria. El Centro Galego de Artes da Imaxe (CGAI) estrena su último filme en Galicia el 27 de enero.

"El cine que me interesa, el que veo y sobre el que escribo", apunta Pagán, "funciona sin industria, sin aparato de producción". Para filmar Bs.As., su director apenas necesitó más que una cámara y un ordenador. "A menudo me preguntan sobre la financiación de mis películas", explica el cineasta, "pero este cine se hace en solitario, como un escritor delante de la hoja en blanco o un pintor ante el lienzo". Alberte Pagán reivindica un cine artesanal donde el dinero no imponga límites estéticos ni éticos a la imagen.

Bs.As. se comenzó a rodar en 1999, en la ciudad de Buenos Aires. Allí reside parte de la familia paterna del autor. "No trabajé en la película continuamente", afirma Pagán, "pero el montaje definitivo se demoró hasta 2006". Durante esos siete años, las cartas entre el cineasta y sus parientes emigrantes fueron añadiéndose a un proyecto que se definía por el camino. "Quise recuperar las historias orales que hay en todas las familias, con toda su crudeza", relata Pagán, "y, a la vez, los acontecimientos históricos argentinos y gallegos de ese tiempo se iban entrometiendo en la película". Las comunicaciones epistolares, que las voces de los propios remitentes recitan en Bs.As., reflejan esa historia en marcha. La crisis argentina de 2001, la catástrofe del Prestige en Galicia o la oposición a la invasión de Irak en todo el mundo se superponen a las imágenes documentales de Buenos Aires que Pagán recogió en 1999. El autor asegura, sin embargo, que la categoría dentro de la que encaja el cine de esta película es más la de ensayo que la de documental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de enero de 2007