Mercadona abrió su último supermercado en Málaga sin licencia de primera ocupación

La apertura coincidió con la comida municipal para 5.000 vecinos pagada por la empresa

El polémico almuerzo organizado por el Ayuntamiento de Málaga para 5.000 miembros de colectivos vecinales el pasado 17 de diciembre tenía un postre inesperado y algo indigesto. Mercadona, la empresa que sufragó "por responsabilidad social" la multitudinaria comida, había inaugurado cuatro días antes y con la presencia del alcalde, Francisco de la Torre (PP), un supermercado en la barriada de El Palo. El consistorio se vio obligado a informar ayer de que este establecimiento se abrió al público sin haber obtenido la licencia de primera ocupación.

El pasado 28 de diciembre, la Gerencia Municipal de Urbanismo abrió un expediente sancionador a la empresa Mercadona por ocupar y abrir al público su centro comercial situado en la calle Juan Sebastián Elcano "sin contar con la preceptiva licencia de primera ocupación", informó el Ayuntamiento en una escueta nota. El consistorio señala, no obstante, que, cuando fue abierto, el establecimiento cumplía con los requisitos técnicos para la concesión de dicho permiso.

La inauguración del supermercado se celebro el pasado miércoles 13 de diciembre, y a ella acudió, sin convocar a los medios de comunicación, el regidor malagueño, entre otros responsables municipales. Al día siguiente, el supermercado se abrió al público con gran éxito de clientela. Sin embargo, la empresa aún no tenía la licencia de primera ocupación, solicitada la víspera de la inauguración y que no fue concedida hasta el 18 de diciembre, según el técnico de Izquierda Unida y número dos de la candidatura de la coalicion a las elecciones municipales, Antonio Serrano.

"Filosofía de empresa"

Francisco de la Torre había afirmado el lunes anterior a la inauguración que el almuerzo vecinal, tachado de "electoralista" por los grupos de la oposición, no supondría una carga para las arcas municipales ya que los 50.000 euros que costaban serían sufragados "por una empresa privada". El alcalde malagueño se negó entonces a dar el nombre del mecenas escudándose en que le había pedido mantenerse en el anonimato. Cuando finalmente se filtró que se trataba de Mercadona, esta compañía aseguró que financiaba la comida dentro de su "responsabilidad social corporativa" y que el anonimato era una "filosofía de empresa".

El concejal de Urbanismo, Juan Ramón Casero, señaló que la sanción por abrir un establecimiento comercial sin licencia de ocupación puede alcanzar el 20% del coste de la obra, aunque la empresa puede recurrir la multa por las vías administrativa y judicial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, los grupos de la oposición criticaron que la empresa sancionada pagara la comida a la que el alcalde invitó a los colectivos vecinales. Para la portavoz municipal del PSOE, Marisa Bustinduy, De la Torre "mintió y trató de manipular" al negar la relación de la empresa con el Ayuntamiento. "Es ejemplificador que la primera noticia del año en el ámbito municipal es que el alcalde inaugura un supermercado sin licencia, de una empresa que pagó una comida electoralista, y que quiso mantener en el anonimato tras mentir sobre sus relaciones con el Ayuntamiento", resumió Bustinduy.

El grupo de IU fue incluso más contundente. Poco después de que el Ayuntamiento sacara a la luz el expediente sancionador, citando a Mercadona, Antonio Serrano, aseguró que su formación denunciará ante la Fiscalía Anticorrupción un posible trato de favor por parte del Ayuntamiento de Málaga a la empresa distribuidora. En declaraciones a Europa Press, Serrano se preguntó "si normalmente todas licencias de primera ocupación de centros comerciales y tiendas se obtienen con tanta rapidez desde que son solicitadas". El pasado mes de diciembre Mercadona recibió en apenas 24 horas la tasación de una expropiación que debía realizar para poder abrir el supermercado de El Palo.

El técnico de la coalición de izquierdas aseguró tener "la sospecha bien fundada" de que otro centro situado en la calle Gaucín "podría estar aún, después de dos años y medio de la apertura, sin la preceptiva licencia de primera ocupación". En caso de que consigan documentación que acredite este hecho, "se ampliará la denuncia en la Fiscalía", según añadió el edil de IU José Luis Portillo.

Los portavoces de Mercadona rechazaron ayer dar su versión de los hechos.

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS