Gas Natural invertirá 90 millones en Cataluña en 2007 para ampliar y renovar su red de suministro

La compañía Gas Natural anunció ayer una inversión de 90,2 millones de euros en Cataluña de cara al año 2007. El grueso de esta cuantía se destinará a ampliar la red para hacer llegar el suministro de gas a nuevos clientes, mientras que el resto servirá para renovar y mejorar la red de distribución actual. Cataluña es la comunidad española donde Gas Natural tiene mayor implantación, ya que casi 2 millones de sus 5,4 millones de clientes en España están en la comunidad catalana.

Precisamente su elevado porcentaje de penetración -el 93% de la población está en disposición de poder emplear gas natural en su casa, industria o establecimiento, frente a una media española del 70%- explica los mayores esfuerzos del grupo presidido por Salvador Gabarró para potenciar su crecimiento.

Gas en las urbanizaciones

Una de las realidades que tira de la expansión es la multiplicación de nuevas áreas residenciales a las afueras de las ciudades. La compañía estima que, de los 84.500 nuevos puntos de suministro (clientes consumidores) captados en Cataluña en 2006, más de 12.000 corresponden a urbanizaciones (30 urbanizaciones en Barcelona, 33 en Girona y 6 en Tarragona).

"No es que por primera vez hayamos llevado gas a las urbanizaciones, claro está", explicó ayer Antonio Peris, responsable del negocio regulado de la empresa, "pero sí es cierto que éste ha sido el primer año de expansión masiva en este mercado, que requiere un modelo de desarrollo particular y que tiene una rentabilidad distinta como negocio".

Llevar gas natural a una urbanización es más complejo que hacerlo en un edificio en medio de una ciudad, sobre todo en aquéllas en las que la mayoría de viviendas son unifamiliares y están alejadas entre sí. La otra cara de la moneda es el consumo de este tipo de clientes, que suele ser mayor que el de un piso. Este año, Gas Natural espera contratar a al menos otros 10.000 clientes en urbanizaciones, de los 81.800 nuevos puntos de suministro que se intentará incorporar. La inversión estimada para ello asciende a 40 millones.

La inversión total en 2006 -incluyendo proyectos de infraestructuras de transporte, en esencia la construcción o ampliación de capacidad de varios gasoductos- fue de 102 millones, de los que el grueso se destinó a extender la red gasista. Entre los proyectos que se estudian figura llevar gas a Vall d'Aran, y a este respecto se estudia si es posible traer el gas desde Francia, para lo que se han establecido contactos con el grupo galo Total.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de diciembre de 2006.

Se adhiere a los criterios de