Reportaje:Fútbol | La FIFA premia a los mejores del año

Raúl y Luis se ven de nuevo las caras

El capitán madridista recogió junto al seleccionador el premio al juego limpio

El pasado 6 de septiembre, Luis Aragonés y Raúl, seleccionador y, por entonces, capitán de la selección respectivamente, se despedían con un apretón de manos en el aeropuerto de Barajas. La selección acababa de aterrizar en Madrid tras protagonizar uno de sus fracasos más históricos, la derrota por 3-2 ante Irlanda del Norte en partido de clasificación para la Eurocopa 2008 y ellos mantuvieron una larga charla, de madrugada, en el aeropuerto madrileño. El 29 del mismo mes, Luis Aragonés daba la lista para el importantísimo encuentro ante Suecia. En la convocatoria no estaba Raúl, un hecho insólito, de no mediar lesión, en los diez años anteriores. Luis aseguró que no había hablado con Raúl ni siquiera por teléfono. Que no hacía falta que él personalmente le comunicara la noticia, por muchos 102 partidos que el delantero madridista acumulara con la roja.

Raúl votó a Cannavaro, Eto'o y Henry, mientras el técnico optó por Eto'o, Henry y Ronaldinho
Más información
La FIFA proclama a Fabio Cannavaro mejor jugador del mundo

Ayer, más tres meses después, Raúl y Luis volvieron a verse las caras. Ocurrió lejos, en Zúrich, con motivo de la entrega de los premios FIFA del año. La selección española recibía el único trofeo que ha ganado en los últimos tiempos, el del juego limpio en el Mundial de Alemania, y Raúl, invitado como capitán, junto a Aragonés, fueron los encargados de recoger el galardón.

Antes de volar a Zúrich, Raúl ya fue cuestionado sobre la sensación que iba a experimentar cuando llegara el momento de saludar, de nuevo, al único entrenador que hasta ahora le ha borrado de la lista. "Seguramente suba con él a recoger el premio con él. Desde Irlanda no he ido con la selección, pero somos dos personas normales, nos saludaremos, hablaremos de fútbol y nos desearemos suerte", comentaba el capitán madridista. "Son situaciones que pasan, yo quiero volver a la selección, para eso trabajo; él es el máximo responsable y quiere lo mejor para España", concluyó.

Horas después, Raúl y Luis subían al escenario de la ópera de Zúrich, junto a Ronaldo -representante de la selección brasileña, también premiada por el juego limpio-. Raúl se rió tras un comentario de Luis, que recibió una placa mientras el futbolista recogía una estatuilla. Raúl siguió sonriendo durante toda la ceremonia. Luis no dio descanso a un gesto de contrariedad.

Fue aquél el acto inaugural de una gala en la que Fabio Cannavaro fue coronado como mejor jugador del año. En la votación participaron los seleccionadores y los capitanes de todas las selecciones que forman parte de la FIFA. Raúl no tuvo reparos en desvelar hacia quiénes fueron sus votos: "He votado a Cannavaro, Eto'o y Henry", señaló antes de justificar el porqué de su elección: "Nadie puede dudar de la categoría de Cannavaro como futbolista. Ha hecho un grandísimo Mundial y una buena temporada con su actual club. Así que si han creído conveniente votarle, es normal que gane, y además me alegro, igual que por Zidane".

Puesto a elogiar a su compañero, Raúl le definió como un defensa de "que transmite mucho". "Hizo un grandísimo Mundial, es fuerte, alto, bueno no tan alto, pero parece alto porque salta como los más altos, va bien al cruce... Son cualidades muy buenas para un defensa. Y luego está su personalidad, siempre está a disposición de jugar y entrenar, con golpes, con lo que sea...". Raúl consideró positivo que se reconozca el papel de un defensa: "Todos disfrutamos con una jugada de Ronaldinho, pero también hay otros jugadores que hacen un trabajo más oscuro pero muy importante", señaló.

Luis y Raúl, con los trofeos al juego limpio recibidos por la selección.
Luis y Raúl, con los trofeos al juego limpio recibidos por la selección.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS