Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gran revuelo por el concierto por Diana

Los príncipes Guillermo y Enrique de Windsor triunfan con su idea de homenaje a su madre

Los príncipes Guillermo y Enrique han triunfado con su idea de dedicar una velada de música y danza en homenaje y memoria de su madre, la princesa de Gales. El Concierto por Diana se celebrará el próximo 1 de julio, pero ya se han agotado las localidades puestas en venta. La taquilla se abrió ayer por la mañana y, en veinte minutos, se vendieron 22.500 entradas a su precio oficial de 45 libras (unos 56 euros). Poco después, agencias de reventa ofrecían cada localidad por más de 200 euros y en una firma de subastas por Internet la cifra inicial rondaba los 2.000 euros. Los organizadores del evento intentan frenar la distribución por estos canales alternativos y han prometido sacar el resto de las entradas en unas semanas, pues la recaudación se destinará a las fundaciones que la princesa apoyaba.

MÁS INFORMACIÓN

El concierto se celebrará en el nuevo estadio Wembley, con un aforo en torno a los 60.000, el mismo día que Diana hubiera cumplido 46 años. "Debe ser el mejor regalo de cumpleaños que jamás tuvo", dijeron los príncipes al anunciar su doble iniciativa, un acto religioso y un evento popular, enfocada a conmemorar el décimo aniversario de la muerte de la princesa de Gales.

Guillermo y Enrique se encargan personalmente de la programación, que incluirá, según explicó el mayor de los hermanos, "exactamente lo que nuestra madre hubiera querido". "Una misa no es suficiente. Queremos un gran concierto lleno de energía, con el tipo de diversión y alegría que a ella le hubiera gustado", añadió Guillermo. El servicio religioso, en la abadía de Westminster, el 31 de agosto, fecha del aniversario, será una buen ocasión, dijo Enrique, de "juntar a ambas familias, la de mi madre y la de mi padre".

Actuará en Wembley Elton John, aunque el cantante aún no ha confirmado si ofrecerá una versión de su Candle in the wind, que compuso como despedida a Lady Di e interpretó en su funeral. Duran Duran, grupo favorito de la princesa del pueblo, subirán también al escenario, y el compositor Andrew Lloyd Webber ofrecerá un popurrí de sus éxitos. El Ballet Nacional Inglés, del que Diana era patrona, tampoco faltará a la extraordinaria cita. Guillermo y Enrique han seleccionado también a sus artistas favoritos, entre ellos Joss Stone y Pharrell Williams, productor y cantante hip-hop del dúo The Neptune. Ambos se reservan otras sorpresas para el sábado 1 de julio.

Mientras, se dará a conocer hoy el resultado del informe oficial británico sobre las circunstancias de la muerte de Diana. Se anticipan pocas novedades en el documento, al menos respecto a la existencia de pruebas sobre una supuesta conspiración para liquidar a la madre del futuro rey. La investigación probablemente confirmará que la princesa de Gales perdió la vida en un accidente de tráfico debido al exceso de velocidad y a la embriaguez del conductor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de diciembre de 2006