Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abertis y Autostrade advierten de que su fusión corre peligro

El consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany, y el presidente de Autostrade, Gian Maria Gross-Pietro, hicieron ayer un llamamiento in extremis al Gobierno italiano advirtiéndole de que las trabas impuestas amenazan el proyecto de fusión de ambas concesionarias de autopistas. Gross-Pietro alertó de que el grupo renunciará a la integración "si no llega la autorización del Gobierno o ANAS no retira su parecer negativo" antes de este miércoles, cuando la junta de la compañía italiana debe aprobar el reparto de dividendo extraordinario previo a la fusión con Abertis.

"Italia renunciará a la gran ocasión de ser protagonista en Europa", lamentó en una entrevista en el Corriere della Sera, informa Efe.

Salvador Alemany también advirtió del peligro que corre la operación. "No quiero decir que la operación no sea realizable, pero desde luego queda muy poco tiempo para lograrlo con el calendario que habíamos previsto

[se acordó en abril con la previsión de cerrarla a finales de año]", declaró

un día después de que la entidad que gestiona las concesiones de autopistas en Italia (ANAS) haya demandado a Autostrade por no cumplir con las inversiones programadas

.

Alemany advirtió de que "en ningún caso" situaría a la compañía y a sus accionistas "ante riesgos inasumibles o desmesuradamente inciertos" y pidió al Gobierno italiano una mejor definición de la legislación que, dijo, "debería revisarse o definirse mejor para evitar inseguridad jurídica". En cualquier caso, el consejero delegado de Abertis aseguró que esta fusión "es importante" para la compañía, y agregó: "Si ahora no es posible, seguiremos intentándolo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 2006