Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decreto de ayudas para los afectados por las inundaciones

La Xunta prevé movilizar más de 20 millones de euros en ayudas para paliar los daños causados por el temporal, aunque en estos momentos no existe una evaluación completa de los perjuicios ocasionados por el agua y el viento, según explicó ayer el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño. La cifra no incluye el dinero gastado por la Administración autonómica para reparar los daños en las infraestructuras. Sólo en acondicionamiento de márgenes fluviales, Medio Ambiente ya ha gastado más de 9 millones.

El decreto de ayudas aprobado por el Consello sigue los pasos del que vio la luz a mediados de octubre para hacer frente a los daños causados por las riadas en Costa da Morte y Baiona, entre otros lugares.

El lunes será publicado en el Diario Oficial de Galicia y el viernes habrá sido desarrollado a través de las correspondientes órdenes de las consellerías. En esta ocasión el Gobierno autónomo ya ha previsto en el propio decreto su ampliación por si fuera necesario de aquí a final de año.

El decreto establece diferentes líneas de ayuda encaminadas a cubrir daños personales, en viviendas y bienes domésticos, la reparación de infraestructuras y equipamientos privados, daños en explotaciones agrícolas y ganaderas, la compensación de los perjuicios sufridos en establecimientos comerciales y turísticos y ayudas a entidades locales.

Consellerías implicadas

Las indemnizaciones serán concedidas a través de las consellerías de Economía, Vivenda, Medio Rural, Medio Ambiente, Innovación e Industria, Presidencia, Política Territorial y Pesca. La Xunta dispondrá también fondos para los daños causados en las viviendas que constituyan primera residencia en la parte no comprendida en las ayudas que pudiesen aprobar otras administraciones.

Se cubrirá hasta el 10% del valor de la reparación o reposición del inmueble dañado sin que el importe pueda superar lo que se abona por una vivienda de promoción autonómica de precio general en la misma localidad.

Del mismo modo, se subvencionarán los daños causados en el resto de las viviendas hasta alcanzar el 40%. Los bienes domésticos de primera necesidad también están cubiertos por el decreto, que prevé ayudas de hasta el 100% o del 40%, dependiendo de que estuviesen en una vivienda permanente o en una residencia ocasional.

El paquete de ayudas tiene carácter subsidiario respecto de la cobertura de daños que puedan tener los afectados, peros serán complementarias cuando no se cubran en su totalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 2006