El Colegio de Periodistas pide que se mantengan las desconexiones en catalán de TVE

El Colegio de Periodistas de Cataluña (CPC) emitió ayer un comunicado para denunciar "el peligro de muerte" que corre Ràdio 4, cuya continuidad a partir del próximo 1 de enero es aún incierta, y la drástica reducción de las desconexiones en catalán que a partir de 2007 sufrirá el centro territorial de TVE en Cataluña. Las emisiones en catalán se limitarán a partir de entonces a la media hora de L'informatiu migdia (de lunes a viernes), y programas como el debate deportivo El rondo, el espacio de documentales Gran angular, la tertulia política Geometria variable y las entrevistas de Senyores i senyors desaparecerán de La 2 tras la entrada del nuevo año.

El recorte ya estaba incluido en el plan de saneamiento que la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y RTVE presentaron a los sindicatos de trabajadores el pasado mes de febrero. Según explicaba la semana pasada el director de Comunicación del Ente Público, Miguel Somovilla, la reforma continúa adelante porque "la duplicidad en la programación nacional y autonómica no tiene sentido, ya que es muy similar y su coste es muy elevado". La desaparición de los espacios en catalán se verá compensada con un aumento en la producción del centro de Sant Cugat, que podría alcanzar finalmente el 23% del total de TVE.

En el comunicado hecho público ayer, el Colegio de Periodistas reiteró su "exigencia de mantenimiento de esta programación" que, a su juicio, debe ser "una función básica de RTVE".

Una decisión política

A lo largo de los últimos meses los empleados de Ràdio 4 y TVE se han manifestado en diversas ocasiones para protestar por el incierto futuro que les espera. Pedro Alcaraz, presidente del comité de trabajadores de la televisión pública en Cataluña, asegura que, a pesar de que la reforma es inminente, todavía no se dan por vencidos. "Vamos a continuar luchando para que se mantengan las desconexiones y la programación en catalán. Aunque, en el punto en que estamos, dependemos de una decisión política", señaló Alcaraz.

El CPC aprovechó el comunicado para reclamar al Gobierno de la Generalitat y a las fuerzas parlamentarias la aprobación urgente de la nueva ley de la Corporación Catalana de Radio y Televisión, que ya está redactada y superó el trámite parlamentario en la pasada legislatura.

Además, en el texto se hace un llamamiento al poder político para que "en el nombramiento de nuevos directivos se dé prioridad a la valía profesional y a la eficacia de los candidatos, en lugar de escogerlos en función de sus afinidades políticas". En opinión del Colegio de Periodistas, los medios públicos están inmersos en un momento de incertidumbre y debería aprobarse "una legislación que deje clara de una vez su necesaria independencia del poder político y su profesionalidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50