Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro del BNG

Una hora menos en Galicia

Los nacionalistas piden adaptar el huso horario a Portugal

Locutores de radio y televisión deberían acostumbrarse a hacerle sitio a Galicia en la coletilla de "una hora menos en Canarias", si prosperase la petición, avalada por la militancia del BNG, de adaptar el huso horario gallego al de Canarias y Portugal, que se considera su "horario natural". Durante el debate del documento de tesis de la asamblea, se aprobó una enmienda presentada por un militante de Ourense en la que se insta al Gobierno gallego a que "trabaje para adaptar el huso horario gallego a su hora natural", que coincide con la de Portugal. Los gallegos deberían atrasar una hora sus relojes.

Junto a las del huso horario y del derecho de veto del Consello Nacional en los nombramientos de los cargos del Gobierno gallego, el resto de enmiendas que prosperaron en la XII Asamblea Nacional están relacionadas con la política lingüística y con la aportación del 0,7% de los presupuestos de la Xunta a la cooperación al desarrollo. En el primer caso, se instó a "perseverar en el fomento" del idioma gallego desde la Secretaría Xeral de Política Lingüística, que se convirtió en uno de los principales escollos del pacto de gobierno con el PSOE. El cargo está ocupado por Marisol López por decisión del presidente de la Xunta, de quien depende el organismo. La enmienda aprobada supone un paso más en la presión que ejerce el BNG para endurecer una política que los nacionalistas consideran tímida y continuista. Los militantes del Bloque también instan a sus dirigentes a fomentar el uso del gallego entre los cargos técnicos e institucionales de libre designación. Un aviso a navegantes.

La asamblea propone destinar el 0,7% del presupuesto de la Xunta a cooperación

Por lo demás, el documento que se presentaba a debate salió adelante sin grandes cambios. Se mantiene así el planteamiento del nuevo Estatuto de Galicia "como parte del proceso de autodeterminación nacional". "El logro de un Estatuto de nación constituye para el nacionalismo gallego de hoy un objetivo fundamental", comparable al de 1936, y como "otro paso más, y no el último, en el camino" de la "libertad nacional". El BNG "tiene claro que el nuevo Estatuto debe definir a Galicia como una nación", y reconocer un estatus de oficialidad para el gallego, "igual jurídicamente que el reconocido por la Constitución española para el castellano", lo que supone "el derecho a usarlo y el deber de conocerlo". El Bloque también reclama "todas las competencias llave para un real autogobierno y una fórmula de financiación adecuada, así como una fórmula de pago de la deuda histórica".

Respecto a la financiación autonómica, el Bloque reivindica que "el autogobierno es inseparable de la autonomía fiscal". "Galicia tiene capacidad financiera suficiente para valerse por sí misma, si cuenta con los instrumentos políticos y fiscales para poder responsabilizarse". Así, el BNG apuesta por un sistema fundado en la "plena autonomía fiscal", con una Agencia Tributaria propia.

La asamblea también revalidó la alianza de fuerzas políticas nacionalistas de Galicia, Euskadi y Cataluña a través de Galeuscat, con el objetivo de "alcanzar la transformación del Estado español en un Estado que reconozca su plurinacionalidad y ampare los derechos colectivos que de eso se derivan". Galeuscat, agrega la tesis aprobada ayer, "tiene que ser el polo de referencia de los que apuestan por otro modelo de Estado, distinto de la España uniforme del PP y de la España plural del PSOE".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de diciembre de 2006