Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Lugo pide al fiscal que investigue el desplome de un edificio

El desplome de un inmueble el pasado viernes en Lugo,acabará en el juzgado. El Ayuntamiento remitirá mañana toda la documentación el edificio, que estaba catalogado, al ministerio fiscal para que determine si procede la adopción de "alguna medida judicial", precisó el concejal de urbanismo, Xosé Ramón Gómez Besteiro.

La caída del inmueble, que únicamente ocasionó daños en dos vehículos, puede suscitar controversia. Se trata de un edificio que tenía nivel de protección cuatro dentro del ámbito de actuación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI). Ocupaba el número 8 de la Avenida de A Coruña y era propiedad del mismo dueño que construye en un solar anexo.

Besteiro anticipa que "habrá controversia sobre las responsabilidades", de ahí su interés en el "esclarecimiento de los hechos", y más teniendo en cuenta que se trata de un edificio catalogado y, por lo tanto, un bien patrimonial. "Ante cualquier tipo de duda, lo más conveniente es remitir todo al ministerio fiscal para que disponga de la documentación necesaria y examine si procede alguna actuación judicial", precisó el concejal de urbanismo.

Mientras tanto, una familia del número 6, colindante con el edificio siniestrado, continúa realojada. Así permanecerá hasta que los servicios técnicos municipales comprueben si el inmueble en el que viven está convenientemente apuntalado y pueden realizar vida normal. La previsión es que aún tendrán que permanecer fuera de su domicilio hasta mañana o el martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de diciembre de 2006