Guipúzcoa inicia los trámites para el puerto exterior

El primer paso dado por la sociedad pública Jaizkibia, constituida ayer en San Sebastián para la regenerar la bahía de Pasaia, ha consistido en iniciar los trámites para construir el puerto exterior. Las instituciones representadas en Jaizkibia -los gobiernos central y vasco, la Diputación de Guipúzcoa y los ayuntamientos de Pasaia, San Sebastián, Lezo, Oiartzun, Rentería Irún y Hondarribia- acordaron abrir el procedimiento para obtener la declaración de impacto ambiental de este macroproyecto portuario.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Pasajes, José Ignacio Espel, presentó en la primera reunión del consejo de administración un "documento comprensivo del proyecto básico", donde se recogen las tres posibles soluciones para construir las nuevas instalaciones: el anteproyecto de "superpuerto", el denominado "puerto isla" separado de los acantilados del Jaizkibel, y el "puerto adosado" a la ladera del monte.

Este documento deberá recibir primero el visto bueno de Puertos del Estado, que lo trasladará posteriormente al Ministerio de Medio Ambiente para que emita un informe con sus recomendaciones. La opción mejor valorada se someterá al estudio de impacto ambiental, un proceso que puede prolongarse entre uno y tres años. El presidente de Puertos del Estado, Mariano Navas, explicó que la construcción del puerto exterior duraría unos seis o siete años, puesto que la mayor parte de la obra deberá realizarse cuando la mar no esté agitada. Calculó que el plazo total para finalizar el proyecto será de entre ocho y diez años.

El diputado general de Guipúzcoa, Joxe Joan González de Txabarri, manifestó que la puesta en marcha de Jaizkibia supone cerrar un ciclo de ocho años de funcionamiento "con acierto" de la comisión interinstitucional de Pasaialdea, en la que estaban representados los mismos organismos públicos.

El diputado para la Ordenación Territorial, Koldo Azkoitia, explicó que el traslado al exterior de la actividad portuaria permitirá reordenar la dársena actual. Los estudios realizados al respecto prevén crear un nudo de comunicación viario y peatonal por todo el contorno portuario, la instalación de puertos de recreo en San Pedro y San Juan, el mantenimiento del puerto pesquero y la sustitución de la central térmica de Iberdrola, entre otras actuaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.