El proceso para el fin del terrorismo

Prisión para dos de los arrestados por intentar quemar a un policía

La juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios decretó anoche prisión incondicional para dos de los cinco detenidos por los sucesos del pasado 10 de noviembre en Bilbao, donde un grupo intentó quemar a dos policías municipales a los que rociaron con gasolina. Las dos personas que ingresarán en prisión son Haritz Díaz de Durana y Mikel Ruiz. Los delitos de los que se les acusa son incendio, coacciones, amenazas terroristas, atentado y desórdenes públicos, todos en relación con la jornada de violencia callejera del pasado día 10.

Para los otros tres detenidos la juez decretó su libertad bajo fianza de 10.000 euros para Eneko Elola y Aritz López y de 7.000, para la arrestada en Vitoria, Olatz Urbina. A todos ellos se les considera autores de los citados delitos.

Más información

Durante las declaraciones, todos los detenidos en relación con estos hechos negaron su participación en los mismos, pero la petición de prisión incondicional por parte del fiscal argumenta que participaron en los disturbios. El fiscal justificó la petición de prisión incondicional para Díaz de Durana y Ruiz por el riesgo de fuga y por la reiteración delictiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50