Análisis:Qué es... | Antena de empleo
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Útiles para la recolocación

En Recursos Humanos y, más en concreto, en Transición de Carreras u Outplacement, el término "antena de empleo" hace referencia a un proyecto en el que un elevado número de empleados, que deben salir de una compañía, sea por reestructuración, deslocalización productiva, redundancia de puestos tras una compra y/o fusión, son asesorados por una consultora especializada para hallar un nuevo puesto de trabajo en el menor tiempo posible.

El término se acuñó en Francia (antenna d'emploi) donde los servicios de Outplacement están favorecidos por la ley -el otro referente europeo es Bélgica-. En el ámbito anglosajón se conoce como Resource Centres, y en nuestro país, antenas de empleo, centros de recursos o centros operativos.

Es fundamental contar con una administración muy ágil así como consultores prospectores de empleo

Lo habitual es que el desarrollo de una antena de empleo se realice en las oficinas de la consultora, habilitadas para tal fin, pero en ocasiones, debido al número de personas que salen de la empresa tras una reorganización se piensa como alternativa en ubicar el proyecto en instalaciones del cliente.

En este sentido, podemos clasificar las antenas de empleo en dos tipos:

1. Antenas dispuestas por la compañía cliente: se habilita una infraestructura normalmente dentro de las instalaciones de la empresa, con todos los medios técnicos necesarios. La empresa consultora asesora en esta puesta en marcha y proporciona, además de la gestión del proyecto, el equipo de consultores expertos.

2. Proyectos "llave en mano": la consultora dispone las instalaciones preparadas ex profeso, además de los medios humanos para que el proyecto comience dentro de los requerimientos acordados.

La metodología utilizada en una antena de empleo combina sesiones grupales interactivas y prácticas que deben complementarse con apoyo individual personalizado. Habrá un importante apoyo online, adaptado al nivel informático de los empleados.

Se parte de una evaluación exhaustiva de los trabajadores, ofreciéndoles una devolución de sus capacidades, entrenándoles para investigar el mercado de trabajo de un modo proactivo, desarrollando herramientas de marketing personal, habilidades de presentación, cómo reforzar su red de contactos, cómo realizar distintos tipos de currículos y correos de presentación, superar distintos tipos de entrevistas, negociar una oferta y preparar la incorporación.

Es fundamental contar con una administración muy ágil así como consultores prospectores de empleo, los cuales sondean el mercado de la zona, el sector de la compañía cliente y sectores afines, además de estudiar cualquier posibilidad de empleo alternativa para los perfiles de los empleados, con el fin de contar permanentemente con un número de ofertas de trabajo para motivar a las personas que han perdido su puesto y que así tengan un feedback real del mercado de trabajo. Deben ser capaces de ayudar en la toma de decisiones, facilitar un asesoramiento especializado con especial énfasis en la puesta en marcha del plan de negocio. La labor de los consultores es clave en la dinamización del grupo.

Estos proyectos además del éxito en la recolocación y el asesoramiento con detenimiento, proporcionarán elementos quizás más imperceptibles, pero no por ello menos valiosos:

-Un entorno profesional y ágil que enlace con el que se acaba de perder, especialmente si la antena de empleo se desarrolla en las instalaciones del cliente, como puede ser la antigua fábrica u oficinas donde el trabajador ha cohabitado -en ocasiones toda su vida laboral- con sus compañeros.

-Una motivación para establecer nuevas rutinas y una estrategia a corto, medio y largo plazo para buscar una nueva posición o un proyecto de autoempleo.

-Un enriquecimiento personal y profesional, pues se entrenarán competencias propias para gestionar futuros cambios en la trayectoria profesional.

Julio Alonso es director de Consultoría de Right Management.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS