El Servef despide a un tercio de sus técnicos en inserción laboral

El organismo esgrime que firmó contratos de obra para una experiencia piloto

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef), concebido para fomentar el empleo, la formación y la inserción laboral de los colectivos más desfavorecidos, no quiere tener empleados fijos. Así se desprende de la denuncia formulada ayer por UGT cuando anunció que el Servef dejará en la calle a 99 técnicos en inserción laboral, un tercio de la plantilla, antes de final de diciembre.

El servicio de inserción laboral del Servef se constituyó en 2004 como un programa estrella destinado a atender las necesidades de empleo de los colectivos con mayores problemas para acceder al mercado de trabajo "como víctimas de la violencia doméstica, inmigrantes, jóvenes, mayores de 45 años, discapacitados físicos, psíquicos o sensoriales y parados de larga duración", desgranó en rueda de prensa Toni Femenia, responsable de servicios sociales de UGT.

Los primeros técnicos que se incorporaron al servicio de inserción laboral en enero de 2004 cumplirían tres años a finales de 2007. Si se les renovara el contrato, el Servef debería convertirlos en personal fijo de acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores.

Un portavoz oficial del Servef asegura que los 99 técnicos fueron fichados para desarrollar una experiencia piloto con un contrato de obra y servicios de tres años de duración. La extinción de los contratos, según la misma fuente, no mermará la calidad del servicio que será atendido en el futuro por personal del organismo público mientras que las nuevas prestaciones informáticas reducirán mucha carga de trabajo burocrático.

Femenia, por su parte, hizo valer la condición de "referentes y amigos" que habían adquirido esos técnicos ante muchos trabajadores con dificultades en el mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50