Necrológica:Perfil
i

Yuri Levada, politólogo

Fue uno de los fundadores de la sociología rusa

La sociología rusa ha perdido a uno de sus fundadores, el prestigioso profesor Yuri Levada, de 76 años, que falleció en el despacho del centro que lleva su nombre, víctima de un ataque al corazón, mientras la ambulancia llamada para socorrerlo se demoraba en los atascos de tráfico de Moscú.

Tras culminar su carrera con una tesis sobre sociología y religión, Levada trabajó en la Academia de Ciencias de la URSS y, en el marco del Instituto de Filosofía, pasó a dirigir el primer departamento de sociología creado en la Unión Soviética. Allí, al calor de la desestalinización, transmitió su conocimiento de la sociología occidental a un grupo de jóvenes ya decepcionados del marxismo, según recordaba ayer Leonid Sedóv, sociólogo vinculado profesionalmente al fallecido desde 1967.

Más información

Con el fin del deshielo, Levada fue expulsado de la universidad por sus "errores ideológicos", contenidos en su manual de sociología. El manual, el primero en su género que se editó en la URSS, recogía las conferencias que Levada había impartido la Facultad de Periodismo de Moscú desde 1967 hasta 1969 y se convirtió en un clásico semiclandestino entre el estudiantado.

En la época de reformas de Mijaíl Gorbachov, en la perestroika, Levada vio reconocidos sus méritos y fue uno de los fundadores del Centro Ruso de Estudios de la Opinión Pública (CEOP), dirigido por la académica Tatiana Zaslávskaya y, a partir de 1992, por él mismo. Los primeros sondeos políticos le costaron un enfrentamiento con Mijaíl Gorbachov, al que le costaba aceptar el deterioro de su imagen. El profesor era autor de numerosos trabajos, entre los que destaca El individuo soviético y postsoviético.

Tras la llegada al poder de Vladímir Putin, el Kremlin dio la espalda al sociólogo y, en 2003, con un pretexto formal lo apartó del CEOP, que pasó a ser dirigido por otro equipo más dócil. Con la mayoría de sus colaboradores, Levada fundó un nuevo centro que lleva su nombre.

Muy crítico con los dirigentes de su país, Levada separaba muy bien lo personal de lo profesional. No simpatizaba en absoluto con Putin, pero sus encuestas reflejan la sostenida popularidad del presidente ruso. En una entrevista con Novie Izvestia, el sociólogo, con los sondeos en la mano, polemizó con Putin sobre Anna Politkóvskaya y afirmó que el 48% de los rusos habían leído los artículos de la periodista asesinada antes de su muerte o sabían de ellos por la radio. Putin había dicho que Politkóvskaya era una desconocida sin influencia en Rusia.

Yuri Levada explicaba que, al hundirse la Unión Soviética, han salido a la superficie algunas características escondidas de la sociedad, tales como "un conjunto de agravios y furias hacia todos, comenzando por los vecinos más próximos". Comentando la hostilidad de origen racial, Levada opinaba que los pogromos "están bien organizados por el Estado" a diferencia, según él, de lo que ocurría en la vieja Rusia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de noviembre de 2006.