Sanidad exige la suspensión inmediata del decreto antitabaco

Aguirre denuncia el "acoso permanente" del Gobierno central

El desarrollo de la ley antitabaco se ha convertido en una batalla legal entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades del PP. La ministra, Elena Salgado, anunció ayer que ha recurrido el reglamento de Madrid, como ya ha hecho con los de la Comunidad Valenciana, La Rioja y Castilla y León. Pero este caso es aún "peor", según Salgado, por lo que ha pedido directamente que se suspenda la aplicación.

En los otros tres casos, Sanidad dio de plazo un mes a las comunidades autónomas para que rectificaran sus reglamentos. Esta vez Salgado y su equipo han optado por una respuesta más contundente, con anuncio inmediato del recurso ante los tribunales -el reglamento de Madrid se aprobó el viernes 3- y una petición para que no llegue a aplicarse.

El texto que ha desarrollado la Consejería de Sanidad contaba con el informe contrario del Consejo de Estado, que afirmó que era demasiado permisivo y que anteponía "otros motivos" a la protección de la salud de los no fumadores. Pese a ello, el Gobierno autónomo no lo modificó.

Ayer la presidenta Esperanza Aguirre consideró que la postura de Sanidad responde al "acoso permanente" que sufre por parte del Ejecutivo estatal. La decisión de Sanidad se suma a "la larga lista de agravios del Gobierno hacia la Comunidad de Madrid", afirmó la presidenta.

En una nota explicatoria, Sanidad afirma que el decreto de Madrid va "mucho más allá" que el de las otras comunidades, y recuerda que la ley que establece las limitaciones a los fumadores fue aprobada en diciembre del año pasado por todos los partidos. El PP incluso pidió entonces que el Estado subvencionara los tratamientos antitabaco.

Las facilidades para fumar en los bares de los centros de trabajo y en éstos mismos en ocasiones especiales son el grueso de las críticas de Sanidad al decreto del consejero Manuel Lamela. Elena Salgado también rechaza que la separación de los fumadores se haga mediante extractores de aire en lugar de barreras de cristal u otros materiales que aíslen los espacios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de noviembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50