El nuevo Gobierno catalán

El PP no dará "ni un día de gracia" al nuevo Gobierno catalán

El Partido Popular (PP) acordó ayer no dar "ni un día de gracia" al nuevo Gobierno catalán que surja de las elecciones y garantizó una "oposición firme y exigente". Para ilustrar este anuncio, el presidente del partido en Cataluña, Josep Piqué, acusó al probable consejero de Interior, Joan Saura, de ser partidario de legalizar la estancia en España de todos los inmigrantes "sin tener en cuenta que detrás están las mafias que trafican ilegalmente con estas personas".

También criticó que la responsabilidad de la política lingüística del futuro Gobierno recaiga en algún miembro de Esquerra Republicana y lo consideró un anticipo de que se va a plantear "en términos de confrontación".

El PP afronta esta legislatura en Cataluña, y las inminentes elecciones municipales, con un nuevo competidor a la vista, Ciutadans-Partido de la Ciudadanía, que ha cosechado aproximadamente una tercera parte de sus votos en los mismos caladeros donde pesca Piqué.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de noviembre de 2006.