Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clientes decidirán si optan por Orange o por Euskaltel

La CMT zanja el conflicto de los dos operadores en Euskadi

Los 460.000 clientes de telefonía móvil que se disputan Orange (antigua Amena) y Euskaltel en el País Vasco decidirán libremente por cuál de las dos compañías optan. La decisión de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) zanja el conflicto que enfrentaba a los dos operadores por la titularidad de esos clientes. Orange conservará la numeración de esos usuarios que pedía Euskaltel.

Los clientes tendrán la última palabra. Los 463.000 usuarios cuya titularidad se disputan Orange y Euskaltel en el País Vasco serán los que decidan si finalmente optan por permanecer en la filial de la operadora francesa o se pasan a la compañía vasca.

Así lo ha decidido la CMT que de esta forma zanja el conflicto que mantienen ambas operadoras desde Euskaltel decidiera romper la alianza que mantenía desde 1998 con Orange, tras llegar a un acuerdo con Vodafone para poder ofrecer servicios de telefonía móvil en el conjunto de España con su marca. La filial de France Télécom reclamó como suyos esos clientes, mientras que Euskaltel aseguró que ofrecería a todos esos abonados pasarse a su nueva compañía de móvil, que arrancará comercialmente en enero.

La CMT ha optado por una decisión salomónica. En principio, Orange mantendrá los clientes en disputa ya que desestima la pretensión de Euskaltel para que se le transmitieran automáticamente los recursos de numeración asignados a la firma francesa y utilizados por los clientes contratados al amparo del acuerdo de colaboración entre ambas compañías.

La resolución de la CMT justifica esta decisión al entender que la libertad de los usuarios para decantarse por una u otra compañía ya está suficientemente garantizada con la portabilidad, un instrumento legal que permite cambiar de compañía gratuitamente conservando el número.

No obstante, la CMT otorga a Euskaltel la posibilidad de atenerse a una portabilidad especial. Para los clientes que opten por solicitar portarse a Euskaltel, Orange deberá transmitir los datos relacionados con los servicios disponibles relativos a la configuración de red privada virtual, a los clientes de prepago y a otros servicios configurados por el propio usuario (desvío de llamada, llamada en espera, etcétera).

La CMT también ha asegurado el suministro de red a todos los usuarios durante el tiempo necesario para que puedan optar por solicitar la portabilidad con Euskaltel. En consecuencia, Orange deberá garantizar hasta el 31 de enero de 2007 la prestación del servicio a todos los clientes.

La resolución parece haber satisfecho a ambas partes. Orange considera que la principal reclamación de su rival -la asignación de numeración- ha sido desestimada, mientras que Euskaltel se muestra satisfecha con el compromiso de la CMT de regular en un futuro mecanismos para garantizar una portabilidad masiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 2006