Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apoyo sindical y de IU a la venta de los astilleros de Sevilla

El presidente del comité de empresa de la antigua planta de Izar en Sevilla, Gregorio Mora, se mostró satisfecho de los términos del acuerdo alcanzado entre la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y el colectivo de empleados en cuanto a la venta de los astilleros excedentes de la reconversión de la industria naval. Este acuerdo contempla "diez años de garantías laborales" para los empleados en el caso de que "fracasara" el nuevo proyecto, que se desarrollará de la mano de Astilleros de Huelva.

"No nos oponíamos a la venta de astilleros, pero se pedía una garantía para los trabajadores y ya hemos visto que, si el proyecto fracasara, tendríamos asegurados diez años de garantías laborales de las que se haría cargo SEPI", dijo.

Según Mora, a los trabajadores que tuvieran más de 52 años en el momento de una posible quiebra, "se les ofertaría una prejubilación" similar a las de los prejubilados en el acuerdo alcanzado el pasado 16 de diciembre. A los que no tuviesen la edad, si tienen algún problema, "se les activaría una garantía, consistente en un empleo alternativo de las mismas características económicas, dentro de la provincia".

En ese caso, Mora detalló que se crearía una comisión con representantes de CC OO, UGT y SEPI, que "valorarían la adecuación del puesto y, si este no se aceptase o no se pudiese ofertar en un periodo de tres meses, se abrirían otras garantías que permitirían elegir otro puesto alternativo en cualquier zona de España, de las mismas características, en el centro más cercano de Navantia".

Según el presidente del comité de empresa, aunque a los diez años no fracasara el proyecto, "cualquier trabajador de los cuatro centros tendría la potestad, un mes antes del cumplimiento de esta década, de irse a un centro de Navantia si lo ve conveniente"

"Visto bueno" de IU

El coordinador de Izquierda Unida en Huelva, Pedro Jiménez, se congratuló de la autorización de la venta de los astilleros de Sevilla a Astilleros de Huelva, aunque dijo que tiene que ser una actuación "siempre vigilada por los sindicatos".

Jiménez señaló que, la operación tiene "el visto bueno" de IU, pero siempre "condicionado a lo que digan lo sindicatos", aunque reconoció que en principio podría "aumentar el trabajo, y generar más empleo y riqueza en la empresa". No obstante, apostilló que es "fundamental" que la compra "se haga en todos los conceptos según lo que se acuerde con los sindicatos".

La venta de Astilleros de Sevilla fue aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros, que autorizó a la SEPI a vender los centros de Izar de Sestao, Gijón y Sevilla a las empresas a las que adjudicó su privatización: Construcciones Navales del Norte (CNN), Factoría Juliana y Astilleros de Huelva, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de noviembre de 2006