Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una bomba mata en Bagdad a 15 invitados de una boda

Al menos 15 personas, entre ellas cuatro niños y dos mujeres, murieron ayer por la explosión de un coche bomba al paso de la caravana de vehículos que celebraba una boda en un distrito del norte de Bagdad. Otras 19 personas resultaron heridas de diversa consideración en el atentado.

La explosión se produjo al tiempo que los residentes del barrio de Ciudad Sáder, un feudo de los milicianos chiíes, celebraban el levantamiento de las barreras de seguridad que tenían cercada la zona desde hace varios días. El bloqueo fue impuesto al sospechar las autoridades que un soldado estadounidense secuestrado en Bagdad podría estar escondido en ese feudo del Ejército del Mahdi, del clérigo chií Múqtada al Sáder.

El secuestrado, un soldado estadounidense nacido en Irak, fue detenido el lunes en Bagdad por un grupo poco después de abandonar su base dentro de la fortificada Zona Verde, cuando se dirigía a visitar a parientes iraquíes en la capital.

También ayer, al menos 42 habitantes de dos aldeas chiíes situadas al norte de Bagdad fueron secuestrados. En uno de los incidentes, un grupo armado estableció un puesto de control falso y detuvo a 16 minibuses, en los que viajaban un grupo de personas de las localidades de Duyaid y Balad, que forman parte de la región de Al Taramiya, un núcleo chií rodeado por una población de mayoría suní.

Hace dos semanas, Dayail, Balad y Al Deluiya fueron escenario de varios secuestros y asesinatos, que acabaron con la vida de 90 personas, la mayoría árabes suníes.

Por otra parte, un grupo de desconocidos irrumpió ayer en una vivienda del barrio de Al Dora, en el sur de Bagdad, y mató a tres miembros de una familia -padre, madre e hijo-. Y otras tres personas murieron al explotar un coche bomba cerca de un restaurante de la capital iraquí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 2006