Motociclismo | Gran Premio de Valencia, última carrera del Mundial

El pueblo de Valentino conquista Cheste

Son perfectamente reconocibles. Llevan camisetas amarillas con dibujos y el nombre de su ídolo, algunos incluso pelucas de rizos como los de su héroe, y gritan sin cansarse "Forza 46" en honor a Valentino Rossi. Son los paisanos del siete veces campeón del mundo, los que le vieron crecer en el pueblo en que se crió, Tavullia, amigos, familiares y algún que otro antiguo compañero de escuela. "Somos unos 500. Hemos venido para empujar a Vale a ganar. Tavullia se ha volcado en esta carrera y el pueblo se ha vaciado un poco", explica uno de los seguidores.

Dos autobuses de 120 personas cada uno y decenas de coches salieron el jueves de Tavullia en dirección a Valencia: 22 horas de carretera. El viernes fue el turno de los viajeros en avión. "Rossi es más que un ídolo, es increíble. Hemos hecho todo el viaje por él", puntualiza una joven aficionada.

El pueblo es la sede del club de fans oficial del piloto, que precisamente ahora cumple 10 años. Tavullia pertenece a la provincia de Pesaro y Urbino y tiene una población de 6.336 habitantes repartidos en 42,3 kilómetros cuadrados. Rossi es toda una celebridad en el pueblo y los alrededores. Cada año, Tavullia organiza un homenaje a su ídolo en la plaza del pueblo. "¡Va-len-ti-no, Va-len-ti-no!". El grito se escuchó con fuerza en el circuito y se repetirá hoy.

En los puestos de venta oficiales, Rossi es un filón. "Es el piloto que más vende", reconocen en las tiendas. Sus paisanos andan pertrechados con todo tipo de productos. Algunos, los más fieles, le acompañan durante casi todo el Mundial. En las celebraciones saltan a la pista disfrazados, como puede suceder hoy si su compatriota gana. La pequeña marea amarilla de los tavulliesi sueña con regresar al pueblo con otro Mundial bajo el brazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50