Fórmula 1 | Alonso coge el relevo de un mito

Raikkonen se ve campeón con Ferrari

Con la moral por los suelos tras una temporada horrible, Kimi Raikkonen abandonará el equipo McLaren Mercedes este final de año para incorporarse a Ferrari donde, por fin, está convencido de que podrá convertirse en Campeón del Mundo de F-1. "Voy a Ferrari porque estoy seguro de que me darán las mejores oportunidades para ser campeón. Y confío en que eso se produzca ya en 2007", asegura el piloto finlandés.

Justo después de cumplir los 27 años, Raikkonen ve como el tiempo se le comienza a escapar sin haber podido concretar el sueño de toda su vida profesional. En 2003 estuvo muy cerca de ganar el título de pilotos, tras una cerrada lucha con Michael Schumacher y Ferrari. El saldo final indicó que había perdido el campeonato sólo por dos puntos y había llegado a la última carrera, en Japón, todavía con una opción -debía ganar y que el alemán no puntuara-, que no se concretó.

Después, en 2004, sus opciones fueron nulas por la simple razón de que McLaren no acertó su diseño y sus bólidos se rompían en casi cada carrera. Y esa falta de fiabilidad prosiguió luego a lo largo de la temporada 2005, cuando el tándem Fernando Alonso y Renault se convirtió en imbatible. Con la escudería Ferrari en horas bajas por el hándicap insuperable de no contar con unos neumáticos Bridgestone competitivos, tras el cambio de normativa -no podían cambiarse en la clasificación y la carrera-, Raikkonen fue el único piloto que se mantuvo en la batalla por el título con Alonso. Tenía incluso un coche más rápido y eso quedó patente en diversas carreras. Pero sus problemas mecánicos acabaron por acribillarle. Alonso ganó cómodamente tres carreras antes de la conclusión, en Brasil.

"Sigo confiando en mi mismo", afirma el piloto finlandés. "Mis victorias hablan por mí". Su palmarés no engaña. En los 104 grandes premios que ha disputado, Raikkonen ha ganado nueve veces, ha conseguido 11 poles position y ha subido 36 veces al podio. Pero al mismo tiempo, ha sufrido 38 abandonos y ésa ha sido su cruz.

Este año concluirá en una modesta quinta plaza, por detrás de Fisichella. Pero el finlandés mantiene su ilusión. Está buscando vivienda en Milán y se llevará a Maranello a su preparador físico, Jenny Dalhman. "Ferrari es el equipo que más ha ganado en F-1", concluye, "¿por qué debería estar preocupado?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50