La campaña electoral catalana

ICV retira una campaña con el lema 'Fóllate a la derecha'

Los cachorros de ICV tuvieron que dar ayer marcha atrás y retirar una campaña que aspiraba a ser provocadora pero que desencadenó una nueva polémica en esta campaña catalana: las juventudes ecosocialistas comenzaron a repartir el miércoles folletos con el lema Folla't a la dreta (Fóllate a la derecha) con un preservativo incorporado. Ayer se tuvieron que guardar todos los condones en el bolsillo, porque esta propuesta no sólo desató la ira del PP, sino que desagradó también al propio líder del ICV, Joan Saura, que aseguró no tener conocimiento previo de esta campaña y agradeció su retirada.

La iniciativa de los jóvenes de ICV alertaba de una serie de peligros de los que "protegerse", entre ellos, el fantasma de "menos Estado y más facilidades para los empresarios" o el cheque escolar -que propone CiU- "para potenciar más la escuela privada que la pública". Finalmente, los jóvenes recomendaban: Fes-t'ho amb Iniciativa (Háztelo con Iniciativa).

Más información
CiU propone un carné por puntos para que los inmigrantes accedan a servicios sociales

El candidato del PP a la Generalitat, Josep Piqué, se dio rápidamente por aludido y calificó la campaña de "profundamente impresentable" y se quejó de nuevo de un movimiento de "todos contra el PP". Piqué también se refirió a las declaraciones que la esposa de Josep Lluís Carod (ERC) ha realizado en una entrevista, en las que califica de "hijos de puta" a los miembros del PP.

Mas no se da por aludido

Sin embargo, quizá pensando en aquello de que quien se pica ajos come, el candidato de CiU, Artur Mas, decidió no ofenderse por el mensaje de la rama juvenil de ICV y hacer ver que esa feria no va con él. "CiU no se puede englobar en el espacio de la derecha", concluyó Mas, quien alguna vez se ha declarado "progresista".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Saura tuvo que salir al paso de la tormenta desatada por sus pupilos y les transmitió que consideraba la campaña "poco afortunada", aunque dejó en sus manos la decisión de retirarla o no.

La dirección de las Juventudes de Iniciativa Verds (JIV), encabezada por la número seis de las listas por Barcelona, Laia Ortiz, retiró finalmente el material electoral y pidió disculpas por las ofensas que éste hubiese podido causar. La propia Ortiz insistió en el mensaje genérico de la campaña ("Hacia la derecha, no"). Según explicó, el objetivo de las JIV es movilizar a los jóvenes para que el próximo 1 de noviembre "obstaculicen las propuestas conservadoras de la derecha".

Saura atribuyó el lema al "lenguaje propio" de los jóvenes, aplaudió la decisión por "inteligente y decente" de retirar los folletos y calificó de "muy dinámica" la campaña que en general están realizando. "No tenían voluntad de ofender", afirmó.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS