Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fuerte tormenta paraliza Valencia durante media hora

La lluvia y los rayos cortaron el metro entre Llíria y L'Eliana y derribaron árboles

Apenas duró media hora, pero fue tan intensa que paralizó la ciudad. Árboles caídos, ríos de agua recorriendo las aceras e imbornales saturados fueron algunos de los efectos en la ciudad de Valencia de la violenta y breve tromba de agua que atravesó ayer toda la provincia de oeste a este. El frente de chubascos entró por Requena y Utiel y recorrió las comarcas valencianas hasta dejarlas por el mar en un frente de 20 kilómetros dejando tras de sí lluvias, fuertes rachas de viento e incluso granizo, que fue especialmente grueso en la zona oeste de la ciudad de Valencia, según el centro de Valencia del Instituto Nacional de Meteorología.

La lluvia dejó en apenas 30 minutos, entre las 17.45 y las 18.15, 24 litros de agua en Valencia. Mientras, en el aeropuerto de Manises se registraron durante este breve espacio de tiempo rachas de hasta 90 kilómetros por hora, que también azotaron a la ciudad y que provocaron la caída de árboles y otros objetos que no produjeron daños personales. Fuentes de los bomberos de la ciudad indicaron que tuvieron que efectuar 40 salidas para hacer frente a pequeños incidentes. En otras localidades se recogieron también cantidades por encima de los 20 litros, como en Vilamarxant (28), Serra (21). En Llíria y L'Eliana la lluvia además llegó acompañada de granizo, al igual que en Valencia.

Precisamente, estos dos municipios se vieron afectadas por la caída de un rayo sobre la subestación eléctrica de Benaguasil, que interrumpió la Línea 1 del metro entre las dos estaciones desde las 15.50 a las 17.00. El corte de suministro afectó a un convoy en el que viajaban unos 20 pasajeros que fueron conducidos a sus destinos en taxi. La estación de Colón del metro de Valencia fue otra de las afectadas, en este caso, por goteras. Las tormentas afectaron también a Castellón, aunque con menor aparato eléctrico y granizo. La lluvia dejó 36 litros en Benassal, 32 en Ulldecona, 26 en Catí y 24 en Benafigos.

El INM prevé que el cielo siga nuboso hoy, aunque de haber precipitaciones serán débiles en el interior y dispersas en la costa. También advierten de la posibilidad de rachas de viento del oeste de 70 kilómetros por hora en las comarcas centrales y el litoral de Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de octubre de 2006