Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alta tensión en el divorcio de Paul y Heather McCartney

La ex modelo acusa al cantante de malos tratos, beber en exceso y consumo de drogas

Paul y Heather McCartney declinaron hacer comentarios en las pasadas horas sobre las últimas alegaciones de supuesta violencia conyugal que han vuelto a calentar el proceso público de su agrio divorcio. El rotativo británico The Daily Mail aseguraba ayer que Heather Mills acusa al famoso músico de continuos malos tratos, de beber en exceso y de consumo de drogas. De acuerdo con el tabloide conservador, las sorprendentes denuncias forman la base de la defensa legal de la ex modelo contra la petición de divorcio cursada por sir Paul el pasado mes de julio.

Tras cuatro años de matrimonio, y con una hija de dos, la superpareja anunció su separación el pasado mayo. Heather, que ayer intervino en un programa de televisión, se negó a confirmar o desmentir las insinuaciones del Daily Mail. Sus abogados tampoco hicieron comentarios sobre "documentos filtrados o supuestamente filtrados", en referencia al alegato judicial de 13 páginas que el periódico dice haber consultado. En ellos, y de acuerdo con las mismas fuentes, la madre de Beatrice acusa al ex beatle de "cuatro ataques violentos", incluido un incidente en el que él mismo se hizo "un corte en el brazo con una copa de cristal".

Alega también que sir Paul consume drogas blandas, bebe excesivamente y, en alguna ocasión, insultó a su segunda esposa de "perra desagradecida". En juego está la custodia de Beatrice y el reparto de la fortuna personal del popular artista, que se calcula en torno a los 1.500 millones de euros. Allegados de McCartney indicaron ayer que niega las extravagantes insinuaciones publicadas por el Daily Mail.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de octubre de 2006