Reportaje:

Los nostálgicos y sus discípulos

Movimiento contra la Intolerancia alerta contra los grupos ultras

"Granada está acogiendo en su seno a esa otra juventud, a la rebelde, combativa y comprometida con una España Nacional-Sindicalista". Son palabras de los responsables de Falange Española en Granada, que el pasado lunes se sentaron en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 5 de la capital acusados de ofensa y ultraje a la bandera española, en virtud del artículo 543 del Código Penal y un Real Decreto de 1981, que prohíbe la utilización en la bandera de España "de cualesquiera símbolos o siglas de partidos políticos, sindicatos, asociaciones o entidades privadas".

Desde hace años, en el balcón de la sede de Falange Española en Granada, en la calle Reyes Católicos, en pleno centro, ondean dos banderas, una española con un escudo preconstitucional y otra roja y negra de la organización fundada por José Antonio Primo de Rivera. Por este hecho, los dirigentes se enfrentan a una multa de 5.400 euros y seis meses de prisión, después de que la Fiscalía granadina haya actuado contra ellos a petición de la Subdelegación del Gobierno.

En opinión de los dos acusados, que hicieron pública una nota en la página web de la organización, "la Delegación del Gobierno sigue con su ofensiva antidemocrática de persecución política contra una organización legal. La gloriosa bandera de España seguirá al viento en nuestra céntrica sede de Granada".

Al margen de lo que pueda dictaminar el tribunal, el pasado viernes el presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, advirtió de un repunte significativo de grupos de extrema derecha en Andalucía, en especial en Granada y en Málaga. "Tanto Granada como Málaga se están convirtiendo en puntos de referencia para actividades de estos grupos extremistas y en ese clima de exaltación de la xenofobia y del extremismo es donde están proliferando los grupos skin", aseguró Ibarra, para quien "en un mundo tan globalizado y mimético no se puede pensar que Andalucía pueda quedar al margen de la realidad que vive Europa".

Aunque parecen no ser demasiados, de vez en cuando hacen ruido. Una de sus últimas hazañas fue el ataque a la sede del PSOE en Granada el pasado 31 de marzo. En torno a las nueve de la noche, 20 personas se dirigieron a la sede provistos de piedras y huevos e intentaron acceder a ella de manera violenta. Las consignas fueron las esperadas, saludos a la romana y cantos patrióticos a la vez que insultaban a los dirigentes socialistas. Quienes protagonizaron la hazaña relataron su experiencia en una página web y colgaron un video del intento de asalto. Además, en la web se aceptan donativos y se ofrecen diferentes servicios, como uno dedicado a la meteorología del Valle de los Caídos.

No es la primera vez, ni seguramente sea la última, que la extrema derecha se hace notar en Granada. Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía reconocen que se han practicado algunas detenciones de "jóvenes de derechas", aunque, según estas fuentes, no estaban afiliados a grupos concretos.

Dos fechas señaladas en el calendario de los ultras granadinos son el 20 de noviembre y el 2 de enero. En la primera son cientos los fieles que acuden a las misas en memoria de Primo de Rivera y Franco, aunque no suelen producirse incidentes. En la última de ellas la jefatura de Falange arengó a los presentes "a seguir el ejemplo de aquellos que cayeron defendiendo una España mejor y nacionalsindicalista".

La segunda fecha señalada corresponde con el día de la toma de Granada por parte de los Reyes Católicos. Cada año, en la Plaza del Carmen, desde el balcón del Ayuntamiento, se lleva a cabo la tremolación del pendón de Castilla. Esta celebración, que cuenta con defensores y detractores, reúne a radicales en la plaza que, aprovechando la multitud, exhiben banderas y símbolos preconstitucionales. En palabras de los propios dirigentes de falange, "varios portavoces de la organización salen ante las cámaras de televisión, aportando la necesidad de no olvidar nuestra historia ni el legado nacional que nos aportaron los Reyes Católicos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de octubre de 2006.