Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MANOLO SANTANA | Director del torneo | Tenis | Torneo Masters Series de Madrid

"El único tenista técnico que queda es Federer"

Manuel Santana (Madrid, 1938), el hombre que hizo del tenis un deporte de masas en España, se ha reciclado como director del Mutua Madrileña Masters Series de Madrid, que ayer vivió su primera jornada oficial. El campeón de Wimbledon en 1966 sueña con que Roger Federer y Rafa Nadal, los números uno y dos del tenis mundial, disputen la final.

Pregunta. ¿Qué hace un campeón de Wimbledon organizando un Masters?

Respuesta. Supervisar al máximo. Lo que me gusta es estar dentro de mi mundo, que es la parte técnica. Y estoy encantado. ¡Qué pedazo de torneo se está montando en Madrid!

P. ¿Qué es lo que más ha cambiado desde que jugaba?

R. El arma principal del tenista, la raqueta. Hoy tienen una composición de fibras que hace que le den una fuerza increíble a la bola. Dan unos palos... Cuando un servicio llega a 200 kilómetros por hora, los jugadores restan como los porteros en los penaltis porque, a tanta velocidad, no puedes adivinar por dónde va. Es dificilísimo.

"Nadal tiene que terminar antes los puntos en la red para ganar los partidos con menos trabajo"

P. ¿Habría tenido usted sitio en este circuito?

R. Sigo jugando al tenis todos los días y con estas raquetas me parece facilísimo. Estaba acostumbrado a las de madera, con dimensiones más pequeñas y pelotas más pesadas. Ahora juego con estas raquetas y no tengo que hacer ningún esfuerzo porque imprimen una velocidad altísima a la bola. ¡Con estas raquetas no tienes que hacer nada! ¡Si saco ahora más fuerte que hace 40 años!

P. Dicen que ya no hay tenistas técnicos como usted.

R. Sí. El único técnico que queda ahora, técnico de verdad, es Federer. Es el jugador ideal. Tiene tanta habilidad que ha adaptado su juego para contrarrestar a tíos que miden dos metros. Pero llegará alguien, ya ha llegado en tierra, que pueda con su juego.

P. Los jugadores se quejan del calendario.

R. Tienen el compromiso de jugar los cuatro grandes, el Masters final de Shanghai y los nueve torneos Masters: 18 semanas en total. También tienen toda la presión mediática, de patrocinadores, actos... O hacen una pretemporada adecuada o es imposible que mantengan el ritmo. Es tanta la fuerza que necesitan derrochar que el que no planifica bien su campaña tiene problemas.

P. Quizás por eso, Madrid no ha tenido a los diez mejores del mundo hasta este año.

R. Las fechas están ahí y son peligrosas. Este año, por la necesidad que tienen ocho o diez jugadores [de ganar puntos para ir al Masters de Shanghai], están todos aquí. Excepto Nadal y Federer, que ya están clasificados, el resto necesita jugar al máximo.

P. Si ellos no están en la final, ¿quién puede dar la sorpresa?

R. Ancic y Baghdatis son desconocidos para el público de aquí, pero en cualquier momento... Entre los españoles están Robredo, Ferrer, Ferrero, Verdasco y Feliciano [López]. El plantel de españoles es increíble. Pero, hoy en día, Nadal eclipsa al resto de jugadores.

P. ¿Tiene que cambiar algo para mejorar?

R. El juego de red y su servicio. Su juego de pista es increíble, tanto de derecha como de revés. Lo que tiene que buscar es terminar antes los puntos, en la red, para ganar los partidos con menos trabajo e intentar respirar más.

P. ¿Y Federer?

R. Tiene un servicio increíble, con el que salva muchos problemas porque lo coloca muy bien tanto a la izquierda como a la derecha. Me encanta su variedad de juego: puede jugar desde el fondo de la pista, meterte un revés cruzado, envolver la pelota de derecha y revés, sumarse a la red, donde es dificilísimo pasarle... Es completísimo. Va bien en pista rápida y en tierra. Lo que tiene que mejorar es... sólo mantener su juego. Tiene 25 años y varios jugadores que están intentando morderle el pendiente. Conoce sus limitaciones, ha llegado a lo máximo y es el mejor con gran diferencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de octubre de 2006