Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Español discriminado en Tel-Aviv por su origen

Cerdanyola del Valles, Barcelona

En 1971 deje mi pueblo natal de Belén (Cisjordania) para realizar mis estudios universitarios de medicina en Barcelona y especializarme en Ginecología y Obstetricia. A los 15 años de mi llegada me otorgaron la nacionalidad española y ahora llevo 25 años felizmente casado con una española y tengo tres hijas catalanas. Hasta noviembre de 2005 he ido viajando a mi pueblo natal sin ningún tipo de problema. El pasado 17 de julio salí de Barcelona con destino a Tel-Aviv (Israel) con un billete de ida y vuelta para visitar a mis familiares y asistir a la boda de una sobrina. Todos esperaban con ansia mi llegada, por lo que acudieron a recibirme al propio aeropuerto, pero no pude ni tan siquiera verlos. A mi llegada a Tel-Aviv, las autoridades israelíes me retiraron el pasaporte español sin ningún tipo de explicaciones. Pasaron cerca de cuatro horas de espera antes de que la policía aeroportuaria me dijera: "Eres residente en Cisjordania (no lo soy desde mi salida en 1971), y no puedes viajar a través del aeropuerto de Tel-Aviv". Éstas fueron todas las explicaciones.

Después me cachearon exhaustivamente, me retiraron el teléfono móvil y me trasladaron a una comisaría de policía donde me encerraron en una habitación-celda sin posibilidad de comunicarme con mi familia palestina. Finalmente, se me permitió llamar a mi familia en España, a la cual pude calmar y explicar mi situación. Mi hija pudo contactar con la embajada española en Tel-Aviv, que aseguró intervenir y averiguar la razón de mi detención. Sin embargo a día de hoy no he obtenido respuesta. Aquel día dormí en una triste litera, sin sábanas y con una sola manta para taparme, ahogando la rabia contenida por la frustración y un trato inhumano. Con la llegada del día me anunciaron que en unas horas subiría a un avión con destino a Barcelona. Al aterrizar se me devolvió el pasaporte español. Lo que no me pudieron devolver fue la ilusión perdida de un español residente en Barcelona, de vacaciones y que únicamente quería pasar unos días con su familia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 2006