Reportaje:

Gorbachov, Gore, Felipe González y mucho I+D

CTA, que ya financia 23 proyectos, celebra su primer aniversario con un encuentro internacional

Nació el 10 de octubre de 2005 y un año después de comenzar a andar el balance del trabajo hecho no puede ser más halagüeño. La Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) ya financia 23 proyectos de investigación emprendidos a medias entre las universidades y las empresas, y se dispone a festejarlo patrocinando el I Encuentro Sociedad del Conocimiento y Democracia (Encode) que se celebrará en Málaga los días 9 y 10 de octubre y en el que participarán personalidades de la alta política como el ex presidente del Gobierno Felipe González, el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore y el ex líder soviético Mijaíl Gorbachov. A las reflexiones de estos experimentados políticos se sumarán las consideraciones de varios representantes del ámbito académico, político y empresarial, que discutirán sobre los futuros escenarios políticos, económicos y medioambientales que acarreará lo que se viene llamando como sociedad del conocimiento.

Las investigaciones sufragadas por la corporación van desde las nuevas técnicas de detección de explosivos hasta el combustible alternativo

En el encuentro se hablará del futuro, pero también se abordará el presente de la investigación, el desarrollo y la innovación. La CTA es una buena muestra de ello. "No hay ninguna experiencia parecida a la de la corporación, es probablemente lo más avanzado que se está haciendo en Europa", explica el presidente de la fundación, Joaquín Moya-Angeler. CTA, una fundación privada impulsada por la Junta de Andalucía y creada hace un año, ya comienza a presentar los primeros frutos de su trabajo como mediadora entre la investigación universitaria y el desarrollo tecnológico de las empresas. Son 23 proyectos con un presupuesto total de 28,6 millones de euros. De temas variados, desde el estudio sobre nuevas técnicas de detección de explosivos, la producción de combustible alternativo y las energías renovables hasta la mejora de la calidad gastronómica del cerdo ibérico.

Entre los objetivos de la fundación está también cambiar la percepción que se tiene de Andalucía como comunidad subdesarrollada en lo tecnológico. "Son inercias que desaparecerán con el tiempo", dice Moya-Angeler, "lo cierto es que muchas administraciones regionales ya se han pasado por la sede de la CTA en Sevilla para aprender un poco de nuestra experiencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de octubre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50