Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La corrupción urbanística

Simancas: "Que se aclare primero lo de Porto"

El PSOE quiere un pleno monográfico para indagar el caso. El PP plantea una comisión que revise otros municipios

El caso Porto puede ser investigado por la Asamblea. Éste fue el único punto en el que se pusieron de acuerdo ayer los tres grupos representados en la Cámara (PP, PSOE e IU). El PP pretende que las indagaciones, a través de una comisión, afecten también al urbanismo de los municipios donde gobierna la oposición. Para ello, el socialista Rafael Simancas exigió "que se investigue primero lo de Porto, para que no nos tomen el pelo", dijo, "aunque nosotros preferimos un pleno monográfico". IU opta por crear una comisión por cada municipio cuyo urbanismo sea cuestionado.

"Vayan al juzgado de guardia, que es donde tienen que actuar", espetó Mariano Zabía

El debate sobre la comisión de investigación partió del pleno de la Asamblea, pero pasó muy pronto a los pasillos del hemiciclo. La idea la lanzó la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que en su turno de intervenciones vino a decirle al portavoz socialista, Rafael Simancas, que si quiere investigación en la Cámara pida una comisión, que el PP se la va a aceptar. "Pero también vamos a investigar otros municipios, como Getafe o Rivas-Vaciamadrid

[municipios gobernados por el PSOE e IU, respectivamente]", apostilló. Antes había apostado porque el grupo socialista lleve la cuestión a los tribunales, "si tiene conocimiento de alguna irregularidad o de algún delito".

Fue la respuesta que ofreció Aguirre a otra propuesta anterior de Simancas: que el pleno de la Asamblea celebre un pleno monográfico para "analizar a fondo el urbanismo de la comunidad". En él, continuó, se harían propuestas de futuro, "habrá una revisión de los desaguisados que Porto ha hecho", dijo, y se decidirán los trabajos preliminares para elaborar un Plan Regional de Estrategia Territorial, que decida el desarrollo urbanístico futuro.

Ya fuera de la Cámara, el PP expuso que estaría dispuesto a aceptar una comisión, siempre que trate el urbanismo de toda la región, "sin límites, ni condiciones", según dijo su portavoz, Antonio Beteta. Pero el PSOE no quiere que el grupo popular utilice su mayoría para imponer qué es lo que trata la comisión y quién comparece en ella. Por eso, la portavoz adjunta, Ruth Porta, exigió tres garantías para que su grupo la acepte: que no haya límite a la petición de comparecencias, tampoco a la documentación que se pide y, sobre todo, que el calendario de la comisión ponga en primer lugar al caso Porto.

Cumplidos esos requisitos, el PSOE está dispuesto a tratar cualquier asunto urbanístico, sin límites, y de cualquier municipio de la región. "Pero lo de Porto primero, para que no nos tomen el pelo", puntualizó Simancas en los pasillos. "Aunque nosotros preferimos el pleno monográfico".

IU, que fue el único grupo que anunció que presentará la próxima semana una solicitud para abrir una comisión, quiere que ésta se centre únicamente en la gestión del ex director de Urbanismo. "Nosotros no tenemos problemas en dar la cara y nuestros alcaldes, tampoco", explicó el portavoz de IU, Jorge García. "Pero si quieren analizar Rivas Vaciamadrid, que pidan otra comisión".

No sólo el objeto de la investigación divide a los grupos de la oposición. Para que haya finalmente comisión alguien la tiene que presentar. El artículo 75 del Reglamento de la Asamblea precisa que son necesarios dos quintos de la Cámara -44 diputados- para apoyar la creación de una comisión de investigación. Sólo IU ha manifestado su disposición a pedir que sea creada, pero no tiene suficiente con sus nueve diputados. La balanza queda, entonces, en manos de PP (57 diputados) y PSOE (45). Según Beteta, deben ser los socialistas quienes la planteen, puesto que son los que han hecho las acusaciones contra el ex director general de Urbanismo.

Sin embargo, Simancas argumenta que fue una propuesta lanzada por la presidenta, que él prefiere el pleno monográfico y está convencido de que la comisión es un ardid para diluir el caso Porto en un debate muy técnico que no interese a los ciudadanos y, sobre todo, que se pierda si se empieza a hablar de todos los municipios madrileños. Por eso, a priori el grupo socialista no tiene intención de plantearla. "Otra cosa es que si la plantea el PP con su mayoría iremos y debatiremos sobre todo el urbanismo. Eso sí, queremos garantías de que se va a debatir el caso Porto primero", concluyó. Otro argumento que surgió ayer en la Cámara es por qué los socialistas no han acudido a los tribunales al acusar a Porto. Lo dijo Esperanza Aguirre y también lo apuntó el consejero de Medio Ambiente, Mariano Zabía, cuando intervino para explicar que no va a dimitir como le exigió el diputado socialista Modesto Nolla. "Vayan al juzgado de guardia, que es donde tienen que actuar", espetó Zabía.

La respuesta la obtuvo de Ruth Porta, quien recordó que, según el Estado de Derecho, hay división de poderes. "Éste es el ámbito de la Asamblea, el político", aseveró. "Hay muchos pleitos abiertos pero los tribunales tienen sus tiempos y el nuestro es el de la inmediatez". Después explicó que el partido socialista está aún estudiando si las actuaciones políticas de Porto son susceptibles de constituir delito. Otras fuentes socialistas precisaron que ya existen contactos con la Fiscalía para entregarles la documentación en manos del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de octubre de 2006