Vecinos y comerciantes abandonan el consejo territorial de Villaverde

Las 12 asociaciones acusan a Gallardón de no querer escucharles

Las 12 asociaciones de vecinos y comerciantes de Villaverde decidieron ayer abandonar el consejo territorial de Villaverde. Los colectivos se sienten defraudados, ya que este órgano de participación ciudadano no ha servido, en su opinión, para solucionar los problemas del distrito en los 16 meses que lleva funcionando el consejo. Los afectados se quejan de que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, no ha querido escucharles.

Los consejos territoriales se crearon hace 16 meses como foros de participación en los que los vecinos exponían los problemas que sufre el distrito. Los 12 colectivos que abandonan el de Villaverde aseguran que en este tiempo no han conseguido que ni una sola propuesta suya prosperase. "La participación en estos consejos es baldía, ya que las juntas municipales de distrito carecen de competencias, porque Gallardón ha diseñado un Ayuntamiento muy centralizado. Una simple pregunta o queja tarda unos seis meses en ser solucionada", comentó la portavoz de las asociaciones, María Prado de la Mata.

Los afectados hacen un repaso a las carencias del distrito. Destacan que muchos barrios carecen de alumbrado público y las aceras están llenas de baches y agujeros. "La inseguridad aumenta, ha crecido la venta de droga en el poblado marginal de El Salobral y la prostitución se mantiene pese a las restricciones del tráfico", añade Prado.

La portavoz de los 12 colectivos añadió que su abandono del consejo no se debe a razones políticas, ya que no pertenecen a ninguna formación: "La única política que llevamos es la de trabajar por mejorar la calidad de vida de nuestros barrios y distrito. Estamos cansados y decepcionados, pero nos retiramos con la cabeza muy alta para seguir trabajando en otros foros por nuestros barrios".

El concejal y presidente de la Junta de Villaverde, Carlos Izquierdo, lamentó el abandono del consejo por parte de los colectivos vecinales, pero la respetó "dentro de la libertad que tienen estas entidades". "El modelo que hemos puesto en marcha es el más participativo de los que han existido en el Ayuntamiento de Madrid. Hemos contado con todas las asociaciones y vecinos. Además, hemos cedido las presidencias de las comisiones y les hemos dado todos los medios materiales y humanos que nos han pedido", explicó el edil del PP.

"Debería haber un debate dentro de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos", concluyó Izquierdo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50