Darío Silva pierde la pierna derecha

El jugador uruguayo sufre una amputación por debajo de la rodilla tras un accidente de tráfico

Se acabaron las carreras y los goles para Darío Silva, el futbolista uruguayo que jugó en el Espanyol, el Málaga y el Sevilla, despúes de que un gravísimo accidente de tráfico sufrido la madrugada del domingo en Montevideo, Uruguay, le haya costado la amputación de su pierna derecha por debajo de la rodilla. Los médicos del hospital Asociación Española de Socorro debieron tomar dicha decisión para cortar la infección en la extremidad, y tratan de salvar ahora la vida del jugador, que se encuentra en coma inducido. "La situación no está en absoluto solucionada con la amputación. Estamos preocupados por una posible infección", explicó ayer el doctor Mario Cancela. "Nos interesa sobre todo salvar su vida", añadió. El personal médico estudia someter al jugador, de 34 años, a una nueva amputación si la infección en la pierna no remite.

El coche del ex delantero de Málaga, Espanyol y Sevilla chocó contra un poste a unos 100 km/h

Darío Silva viajaba a las 6.45 en una camioneta roja Chevrolet Cheyenne por el cruce de la rambla de Montevideo con la calle Comercio, una zona cercana a la costa, despejada de tráfico a esas horas de la mañana. Venía del barrio de Positos y se dirigía a su casa en Lomas del Carrasco, una urbanización privada a 20 kilómetros de la ciudad. En la camioneta, que meses antes le había regalado a su padre, ya fallecido, le acompañaban dos ex jugadores, Dardo Pereira, de 34 años, y Elbio Pappa, de 40. Regresaban de pasar la noche juntos. El velocímetro se acercaba a los 100 kilómetros por hora cuando Darío Silva, el conductor, se despistó para comer un bocadillo y perdió el control del vehículo al colisionar una rueda con la mediana.

El futbolista se llevó la peor parte. La camioneta chocó contra una farola de cemento del alumbrado público con tanta violencia que la arrancó y cayó sobre el vehículo. Darío Silva fue despedido del vehículo a través de la ventanilla, se golpeó con fuerza la cabeza y sufrió la fractura de la pierna derecha. La forma del poste quedó marcada en la parte izquierda de la camioneta. Pereira y Pappa sufrieron sólo traumatismos leves y fueron dados de alta.

Los médicos operaron de urgencia al futbolista antes de inducirle a un coma farmacológico. "Su vida corría riesgo y tuvieron que amputarle parte de la pierna", explicó entre llantos su madre, Doris. "Ahora está mejor, dentro de la gravedad. Pude verle, le grité y abrió un poco los ojos", explicó. Además de la amputación, el parte médico indica un "politraumatismo de cráneo grave y una contusión hemorrágica a nivel frontal derecho". Su estado es "muy grave".

Nacido en Treinta y Tres, al noreste de Montevideo, Darío Silva se ganó la fama de delantero peleón y profesional volcánico. Se formó en el Peñarol y pasó por el Cagliari antes de llegar a la Liga española en 1998. En su paso por el Espanyol (1998-99), Málaga (1999-2003) y Sevilla (2003-2005) se enfrentó a presidentes, técnicos y aficionados, y fue más veces amonestado (57) que goles marcó (48). En Barcelona acusó a los hinchas de no apoyar a su equipo; en Málaga llegaba a los entrenamientos con un chófer, discutió con Joaquín Peiró y exhibió bajo su camiseta el logo del Partido Andalucista antes de las elecciones de 2000; y al Sevilla llegó echando pestes contra el presidente bético, Ruiz de Lopera.

Con la selección uruguaya ha sido 49 veces internacional (15 goles) y disputó el Mundial de 2002. Tras su paso por el Sevilla, probó suerte en el Portsmouth y en el Colón de Santa Fe. Actualmente buscaba equipo y negociaba su incorporación al Defensor Sporting de Montevideo, conjunto donde jugó en su juventud.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 25 de septiembre de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50