Un nuevo festival saca la danza a las calles a ambos lados de la frontera

El nuevo festival transfronterizo Dantza Hirian, organizado por las asociaciones Iniciativas Danza de San Sebastián y Atelier de Hendaya, sacará entre hoy y el sábado la danza a las calles de la capital guipuzcoana, Irún y Bayona de la mano de cinco compañías.

Dantza Hirian, apoyado por el Gobierno vasco, la Diputación de Guipúzcoa, Donostia Kultura, el Consorcio Bidasoa-Txingudi y el Ayuntamiento de Bayona, nace para impulsar el desarrollo cultural de la eurociudad vasca Bayona-San Sebastián. Sus objetivos son sacar la danza contemporánea de los teatros a las calles, plazas, escuelas o museos y acercarla al público en general, sobre todo a aquellas personas no habituadas a esta disciplina, según explican sus organizadores. El nuevo festival -asociado a la red internacional Ciudades que Danzan, que engloba 25 festivales europeos y latinoamericanos- pretende también apoyar a los bailarines y coreógrafos vascos y "humanizar" la eurociudad.

Bajo esta filosofía, la danza inundará hoy distintos espacios urbanos de San Sebastián, para mañana y pasado repetir la experiencia en Irún y Bayona, respectivamente. La compañía La Halte-Garderie de París, que presentará el espectáculo F&F: La claire' s dance, una combinación de danza y texto "sorprendente y divertida", es una de las protagonistas de esta primera edición de Dantza Hirian. El festival contará asimismo con la presencia del grupo donostiarra Ertza Dantza, que bailará Look, un trabajo que aborda la importancia que tiene hoy en día el parecer frente al ser.

La compañía barcelonesa Lapsus Dansa transitará por el mundo de los sueños con Scracht, mientras que los componentes del grupo bilbaíno Organik ironizarán sobre este mundo acelerado en el que vivimos con ES3IN. El programa se completa con la pieza Irekita, del hondarribitarra Eneko Alcaraz, donde dos personajes que se conocen hace diez años se encuentran en un nuevo espacio. El festival incluye un taller para niños a cargo del coreógrafo y bailarín parisino Johan Amselem.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS