Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Air Madrid: tercer plante en Barajas en una semana

Cien pasajeros se sublevan contra un retraso de su vuelo a Buenos Aires

"¡Otra vez, Air Madrid!"; "¡Air ladrón Madrid!"; "¡Air chorizo!". Con frases como éstas escritas en folios blancos protestó ayer un centenar de pasajeros de un vuelo a Buenos Aires que salió con 11 horas y media de retraso. El avión, con 300 viajeros, tenía que haber salido a las 11.00 de la mañana y no lo hizo hasta las 22.30 de la noche. Es la tercera vez en una semana que pasajeros de la compañía Air Madrid con salida en la capital sufren un retraso de entre 12 y 22 horas en sus vuelos.

A las puertas de la sucursal de Air Madrid en Barajas se agolpaban ayer al mediodía los pasajeros. "¿Me puede decir donde está mi abuela? ¡Tenía que viajar con ustedes en ese vuelo y ahora no sabemos dónde está! ¡Tiene 90 años!", protestaba Sivina Pérez. Las trabajadoras de la compañía se encogían de hombros. Los pasajeros habían pagado por su viaje, que hace escala en Fortaleza (Brasil), 800 euros. La Guardia Civil controló la protesta.

Reinó el caos: los pasajeros que habían facturado a primera hora pasaron la puerta de embarque antes de las doce, como la abuela de Silvina. Otros se quedaron protestando en la ventanilla y otros optaron por el hotel que les ofrecieron desde Air Madrid. "Esto es como una sala de tortura, estamos aquí tirados, de mala leche y aburridos", se quejó Walter Ahumado, una de las víctimas de Air Madrid.

En la sucursal de la compañía en Barajas se sumaron además otros que protestaban por otros vuelos: un pequeño grupo que no sabía a qué hora iba a viajar a Ecuador; una mujer que presentó una reclamación porque el pasado 9 de septiembre su marido estuvo esperando "diez horas en el aeropuerto de Bogotá para salir a Madrid". Y otros que iban a Costa Rica, también con Air Madrid, y que perdieron el vuelo porque los paneles avisaban de que salía, con retraso, a las 14.30 y realmente lo hizo dos horas antes.

El colmo les pasó a David y Victor Colmenarejo, dos hermanos que tenían previsto pasar sus vacaciones en Argentina viajando en el vuelo cancelado. Uno de ellos tuvo que ausentarse durante media hora de la cola donde les entregaban las tarjetas de embarque y al volver se quedó sin tarjeta, y por tanto, sin poder volar. "No nos han dado ninguna explicación y hemos perdido 800 euros", protestó su padre.

Una portavoz de Air Madrid señaló que en la compañía estaban "asombrados" de la protesta que organizaron los viajeros. "El avión tenía que haber salido a las 11.00 y ya a las 12.30 había gente protestando. No lo entendemos", aseguró dicha portavoz. Desde Air Madrid justificaron la demora de casi 12 horas porque el avión sufrió "una revisión más larga de lo previsto". "Como el tema se alargaba decidimos fletar un avión que tenemos en Lisboa y lo trajimos a Madrid", explicaron. Y aseguraron que los viajeros saldrían "a las siete". Pero los pasajeros salieron a las 22.30.

Air Madrid comenzó a volar en mayo de 2004. La línea cubre varias ciudades españolas y Argentina, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, México y Brasil. Tiene nueve aviones para cubrir esos destinos. No es la primera vez que los pasajeros protestan. Una reciente encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) colocaba en los últimos puestos en valoración a esta empresa. Un portavoz comentó, en abril pasado, durante la presentación del estudio: "Air Madrid y otra compañía dio muchos problemas el año pasado, sobre todo a viajeros latinoamericanos".

El Ministerio de Fomento, encargado de las licencias de las compañías aéreas, realizó en agosto "una inspección exhaustiva a esta compañía" de la que aún no tienen conclusiones, señaló un portavoz. "Entendemos que tenemos que tener una especial vigilancia con Air Madrid", admitió. Según la Ley de Seguridad Aérea (21/2003, 7 de julio), las compañías aéreas incurren en infracción administrativa muy grave si causan la suspensión no justificada de la prestación de los servicios aeronaúticos. Para estas infracciones se prevé unas multas de entre 450.001 y 4,5 millones de euros.

Siete días, tres conflictos

- El lunes, 11 de septiembre, un vuelo Madrid- Lima salió con 22 horas de retraso.

- El 16 de septiembre un grupo de 50 pasajeros invade la pista de Barajas en protesta porque su avión a Buenos Aires salía con 11 horas de demora.

- 100 viajeros protestaron ayer en la Terminal 1 después de que su vuelo a Buenos Aires fuese cancelado. Finalmente salió anoche, con un retraso de casi 12 horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 2006

Más información