Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El Papa y el islam

La historia, vista desde la plaza de San Pedro

El Vaticano abre todos los archivos del pontificado de Pío XI (1922-1939)

Ciudad del Vaticano

El Vaticano abrió ayer al público toda la documentación relativa al pontificado del papa Pío XI (1922-1939) existente en el Archivo Secreto vaticano. Entre los miles de papeles se encuentran documentos sobre la Guerra Civil española, la irrupción de la Alemania nazi en el panorama mundial y sobre la Italia fascista.

La apertura fue anunciada por Juan Pablo II y ordenada por Benedicto XVI el pasado 30 de junio.

Los investigadores podrán consultar toda la documentación existente hasta 1939 en el Archivo Secreto y en el llamado Archivo de la segunda sesión de la Secretaría de Estado. La apertura era muy esperada por los expertos ya que podrán consultar una gran cantidad de documentación referente a la actividad del entonces nuncio vaticano en Berlín durante la Alemania nazi, Eugenio Pacelli, futuro papa Pío XII, y lo ocurrido al comienzo de la II Guerra Mundial.

A Pío XII (1939-1958) le tocó vivir los años más duros del nazismo y de la guerra que asoló Europa. Muchos historiadores le acusaron de ser antisemita y de no haber elevado la voz con más fuerza contra el régimen de Hitler, algo siempre negado por el Vaticano. La comunidad judía le echaron en cara su supuesta cobardía y su silencio ante el Holocausto.

Pío XII justificó esa prudencia en la imperiosa necesidad de salvaguardar la vida de los católicos en Alemania y en los países ocupados, y en la escasa información que existía en ese momento sobre la extensión y gravedad del exterminio de millones de seres humanos.

En los 30.000 documentos abiertos al público se encuentran los que recogen la opinión del Papa Ratti (el nombre de pila de Pío XI fue Achille Ratti) sobre la Guerra Civil española, la anexión de Austria por Hitler y la situación en Italia bajo el régimen fascista de Mussolini.

También, según fuentes vaticanas, hay documentos sobre las leyes raciales aprobadas en Alemania e Italia, las guerras cristeras de México y los acontecimientos que desembocaron en la II Guerra Mundial.

Aunque los historiadores han pedido al Vaticano que haga públicos todos los archivos del Pontificado de Pío XII, sólo accedió en 2004 a publicar Inter Arma Caritas, que recoge las fichas de 2.100.000 prisioneros de la II Guerra Mundial sobre los que se interesó la oficina de información vaticana. Ésta fue creada por Pío XII a finales de septiembre de 1939. El objetivo era poner en contacto a las familias desmembradas por el conflicto, ayudar en las innumerables solicitudes sobre víctimas, refugiados, personas perdidas, prisioneros militares y civiles, y prestar asistencia espiritual y material.

En una entrevista publicada en el diario Avvenire, el prefecto del archivo vaticano, Sergio Pagano, advirtió de que "no se encontrarán grandes exclusivas" en los documentos. Sobre la actitud del Vaticano respecto al nazismo, Pagano declaró que "algunas opiniones injustas, expresadas en un libro reciente, quizás serán corregidas", sin precisar a qué publicación se refería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 2006