Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición cree que el Consell quiere evitar el juicio sobre el metro

Los socialistas acusan al PP de pretender comprar a las familias de las víctimas

La oferta del Consell a familiares de las víctimas del accidente del metro de Valencia que se cobró 43 vidas de pagar indemnizaciones similares a las de la tragedia de Biescas para que se retiren de la causa judicial fue criticada por los socialistas. La consideran "mezquina" y creen que con ella el Consell quiere evitar una investigación judicial y un juicio que pudiera terminar en sentencia condenatortia por responsabilidad patrimonial.

El secretario autonómico de Política Institucional y abogado general de la Generalitat, José Marí, ha comunicado a familias de los fallecidos en el accidente personadas en la causa abierta en el juzgado número 21 de Valencia que el Gobierno valenciano está dispuesto a asumir indemnizaciones similares a las establecidas por la sentencia para los afectados por el siniestro del cámping de Biescas que en 1996 causó 87 víctimas mortales.

Según los socialistas, el Consell que preside Francisco Camps -que no ha asumido la más mínima responsabilidad política por el siniestro de la línea 1 y que forzó la comisión de investigación más corta de las Cortes Valencianas, donde impuso su tesis oficial de que la única causa fue el exceso de velocidad y de que el único culpable del siniestro, el maquinista, fallecido en el túnel- pretende así evitar que el asunto sea objeto de una investigación judicial, que pueda llegar a celebrarse un juicio y por supuesto, evitar una posible sentencia condenatoria que establezca, como poco, la responsabilidad patrimonial de la Generalitat.

"Camps vela más por las compañías aseguradoras que por las familias de las víctimas", aseguró ayer Antoni Such, portavoz adjunto del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas. "La prisa por cerrar el proceso de indemnizaciones demuestra que Camps está más cerca de las aseguradoras", insistió y añadió que el Consell quiere evitar una peritación independiente sobre el accidente y, sobre todo, "evitar un juicio".

Iniciativa "mezquina"

Por su parte, el también portavoz adjunto Andrés Perelló calificó de "mezquina" la iniciativa del Consell y aseguró que Camps, "no podrá comprar el silencio de las víctimas del metro de Valencia ni con todo el dinero del mundo", porque los ciudadanos de esta Comunidad "saben perfectamente que este accidente era evitable" y que el Consell se esfuerza ahora "en disimular con dinero su propia incapacidad para prever el accidente".

Según Perelló, "no es de extrañar que los familiares se personen en la causa, cuando por parte de la Generalitat lo único que han percibido es un intento desesperado por no asumir ningún tipo de responsabilidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 2006