Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Festival Asia abre con la cantante filipina Grace Nono

Más de cien artistas de 17 países participan en el evento

Grace Nono, la voz renovadora del folclor filipino, abrirá hoy en el Mercat de les Flors el Festival Asia (www.festivalasia.es), una muestra de cultura oriental que por quinto año consecutivo organiza en Barcelona Casa Asia y que cuenta con un presupuesto de 600.000 euros. El festival, que se prolongará hasta el 17 de septiembre en diversos escenarios, cuenta este año por primera vez con un país invitado: Filipinas.

La amplia oferta multidisciplinar de la programación del festival abarca desde música a gastronomía, pasando por teatro, cine, danza, artes plásticas, caligrafía y juegos. Más de 100 artistas procedentes de 17 países actuarán en diversos espacios de Barcelona, con el Mercat de les Flors y el Institut del Teatre como escenarios principales de la programación. Además de a la capital catalana, Casa Asia también llevará por cuarto año consecutivo a Madrid el Festival Asia, que se celebrará entre el 20 y el 24 de septiembre.

Calificada como "la diva alternativa", Grace Nono es la principal represente del género de músicas del mundo en Filipinas. Su participación en el Festival Asia supone su primera actuación en España. Nono, junto con su marido, Bob Aves, revisa desde una óptica moderna el folclor filipino, que mezcla con ritmos y una instrumentación propia de la música popular occidental. Su repertorio combina canciones espirituales con temas relacionados con la vida en Filipinas en la actualidad. Es precisamente esa combinación entre tradición y modernidad la que quiere reflejar el Festival Asia.

La música y danza tradicionales de Filipinas estarán representadas en el festival por el grupo Gatud Cultural Troupe, que presentará mañana sábado en el Institut del Teatre el espectáculo Gayyà-Gayyà, término kalinga que hace referencia a la forma de vida y la cultura de los habitantes de la provincia de Kalinga Apayao, en la cordillera central de Luzón. En el mismo espacio y el mismo día actuará el Kobyz Quartet de Kazajstan, una formación que cultiva la interpretación del kobyz, un instrumento antiguo de dos cuerdas hechas con pelo, parecido al violín, que usaban los chamanes en la antigüedad. También el 16 de septiembre actuará la compañía de danza contemporánea de Corea (país invitado en 2007 del Festival Asia) Dance Theatre On (Mercat de les Flors) y el grupo de música tradicional de Bangla Desh Adbul Alim Group (Fundación Miró).

Los espectáculos más destacados del último día del festival son la versión que el grupo japonés de teatro Ksec Act ofrecerá de la obra de Federico García Lorca Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín, pieza en la que han introducido escenas de la obra de Valle-Inclán Ligazón (Mercat de les Flors); el concierto de música tradicional de la república de Altai, perteneciente a la federación rusa, que ofrecerá el grupo Altay Murasy en el foyer del Liceo, y el espectáculo de teatro visual Lëp Trun, del vietnamita Dao Anh Khanh, que se presenta como colofón del festival en el barco Naumón, de la Fura dels Baus, amarrado en el puerto de Barcelona.

El festival incluye un ciclo de cine asiático con la proyección en los cines Casablanca y Kaplan de 10 películas producidas en Filipinas, India, Japón, Corea del Sur y Hong Kong. El filme Magnífico, del filipino Maryo J. de los Reyes, galardonado en 2004 en el Festival de Cine de Berlín, abrirá el ciclo, que incluye otras tres producciones filipinas: Keka (2003), de Quark Henares; Exodus: tales from the enchanted kingdom (2005), de Erik Matti, y One night (2005), de Emmanuel de la Cruz.

En la sede central de Casa Asia se exhibe la exposición dedicada a las fotografías realizadas por el artista Nazario en su reciente viaje a Pakistán (hasta el 13 de octubre) y ayer se inauguró otra dedicada a los collages de gran formato realizados en Oriente por el artista gráfico y viajero Antonio Merinero.

Además, en el Mercat de les Flors, el Institut del Teatre y los jardines de Fabià Puigserver se ofrecerá una representación de las cocinas de Filipinas, China, Japón, Nepal, Irán y Pakistán, así como talleres (caligrafía urdú, escritura china, muñecas japonesas, máscaras de la ópera de Pekín...); demostraciones de diversas disciplinas orientales, como el tai-chi, el kung-fu, pinturas batik y danzas varias; lecturas de cuentos; proyecciones de documentales, y juegos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de septiembre de 2006