La nueva Arcelor Mittal quiere la plena integración en menos de un año

Arcelor Mittal quiere tener el 80% de sus equipos integrados para el segundo trimestre de 2007 y en menos de un año el 100%. Roland Junck, presidente de la dirección general de Arcelor Mittal, señaló ayer que la nueva empresa fruto de la fusión de Mittal Steel y Arcelor a primeros de agosto, quiere acelerar la integración para ser "ágil" como una pequeña empresa y no sólo como un "dinosaurio" que produce 112 millones de toneladas de acero, tres veces más que su inmediato seguidor, Nippon Steel. Los nombramientos de segundo nivel estarán plenamente realizados para el próximo mes de octubre. El nuevo grupo cambiará también de nombre a primeros del próximo año.

La dirección de Arcelor inició ayer en Madrid una gira para presentar a sus directivos el proyecto de fusión. Junck se presentó junto a toda la dirección general y el presidente de la empresa, Lakshmi Mittal, quien pidió que se hiciera un esfuerzo por "trabajar como un solo equipo".

La primera apuesta del grupo es potenciar las sinergias que creen que serán superiores a los 1.300 millones de euros anunciados (a partes iguales en marketing, compras y sistemas operativos), aunque no quisieron concretar una cifra.

El objetivo del grupo es aumentar su presencia en el único mercado mundial en el que no tienen una posición de liderazgo: Asia. Junck no quiso concretar proyectos pero dijo que las bases para impulsar su plan son India y China. En este último país son el primer grupo siderúrgico extranjero.

La voluntad de crecimiento quedó también clara con el anunció de Junck de que la división de aceros inoxidables ya no está a la venta y que puede permanecer perfectamente en el grupo. Esta decisión supone un giro a la política mantenida por Arcelor.

Junck dijo que para solucionar las exigencias de las autoridades de competencia en Europa ya han decidido vender dos plantas de productos largos, una en Italia y otra en Alemania. Confirmó que se mantienen todas las inversiones previstas en España y que no existe riesgo para el empleo. Mittal recordó que así se lo había manifestado a las autoridades españolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de septiembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50