Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Fútbol | Segunda jornada de Liga

La venganza de Cazorla

El Recreativo derrota a un previsible Villarreal con un gol del ex jugador amarillo

Un portero, un defensa y un centrocampista. Tres ex jugadores del Villarreal, hoy en el Recreativo, se tomaron cumplida venganza del, hasta hace poco, su equipo de siempre. López Vallejo atajó lo que le llegó a su marco. Arzo puso una columna en la defensa onubense. Y Cazorla repartió todo el juego que quiso desde su posición de centrocampista y ajustició a sus ex compañeros con el gol que valió los tres puntos a un atrevido Recreativo. Al final del partido se entremezclaron los sentimientos en la afición del Villarreal, que mostró su ira contra su equipo y aplaudió con deportividad a sus antiguos jugadores y su nuevo cuadro.

Pasa el tiempo y todo sigue igual. Los rivales del Villarreal saben lo que tienen enfrente. No hace falta estudiar mucho. Pequeños detalles le diferencian de la anterior temporada: Nihat acompaña a Forlán en la delantera, lo que supone más movilidad y velocidad en el ataque. Cani aporta un punto más de dulzura y un nuevo socio para Riquelme a pesar de que pasa periodos de ausencia durante el partido pegado a la cal de la banda derecha. En el eje del terreno de juego, Somoza hace de Josico como lo podría hacer Tacchinardi. Por lo demás, todo gira en torno a Riquelme. Es el jefe del Villarreal, que sigue pareciéndose a sí mismo. Con sus virtudes y sus defectos.

VILLARREAL 0 - RECREATIVO 1

Villarreal: Viera; Venta, Peña, Quique Álvarez, Arruabarrena; Cani, (José Mari, m. 72) Senna, Somoza, Riquelme; Nihat (Guille Franco, m. 62) y Forlán. No utilizados: Barbosa , José Enrique, Tacchinardi, Fuentes y Josemi.

Recreativo: López Vallejo; Edu Moya, Mario, Arzo, Bautista; Viqueira, Jesús Vázquez, Aitor (Juanma, m.46), Cazorla; Rosu (Sinama Pongolle, m. 55) y Calle (Beto, m. 66). No utilizados: Laquait, Iago Bouzón, Javi Guerrero y Poli.

Gol: 0-1. M. 81. Cazorla marca con la izquierda tras una gran jugada de Juanma.

Árbitro: Turienzo Álvarez. Amonestó a Arzo y Senna.

Unos 18.000 espectadores en El Madrigal.

Ayer asomaron los defectos en el Villarreal, que se mostró más previsible que nunca en un choque que comenzó sentimental, con aplausos para el Recreativo, que se presentaba en El Madrigal con tres jugadores que hasta hace poco le pertenecían. César Arzo, el defensa nacido en la población, ha tenido que buscar minutos de juego en la tierra del fresón mientras el club castellonense ha tenido que buscar deprisa y corriendo un central de garantías. López Vallejo, tras siete temporadas en el club amarillo, se marchó a Huelva para sentirse portero tras demasiadas temporadas en el banquillo. Y el joven Cazorla, al que el club castellonense ha malvendido, tendrá que crecer como futbolista lejos de donde se formó.

Precisamente Cazorla fue el que más problemas creó al Villarreal. Nada sorprendente. Lo que sí sorprendió fue el descaro del equipo onubense, que contestó con tanto o más peligro a cada ocasión del conjunto local. Al minuto de dar comienzo el choque, Senna y Forlán dispusieron de una inmejorable ocasión tras una falta botada marca Riquelme y que abortó doblemente López Vallejo. Poco después fue Rosu, por parte del Recreativo, quien se quedó solo ante Viera y le entró pánico. Así transcurrió la mayor parte del encuentro, disminuyendo con el paso del tiempo la intensidad y la calidad de las llegadas y de los remates. Hasta que apareció Cazorla para cumplir la justa venganza por un destierro difícil de entender.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2006