Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
IFA 2006

Los fabricantes se vuelcan en la venta de televisores planos de gran tamaño

Se incorporan numerosas tecnologías para mejorar la calidad de imagen - Los televisores bajarán de precio en torno al 30% este año - La venta de receptores ya supone el 52% del sector de consumo

Los fabricantes están más que dispuestos a satisfacer el deseo de los consumidores por tener un televisor plano y del tamaño más grande posible. En el primer semestre se han vendido 800.000 televisores planos en España, el doble que en la primera mitad de 2005, según indica la consultora GFK.

En otros países de Europa Occidental y en Estados Unidos y Japón el despegue es similar. Algunos análisis sugieren, incluso, que las ventas hubieran sido similares sin el Mundial de Fútbol, porque es una demanda que no necesita estímulos extraordinarios.

El consumidor, además, está dispuesto a destinar más dinero en la compra del televisor. El gasto en televisores planos creció en Europa Occidental el 35% en el primer semestre.

MÁS INFORMACIÓN

El 52% del sector

GFK prevé que este año la venta de televisores representará el 52% de todo el sector de electrónica de consumo, que incluye sonido, reproductores MP3, vídeo, lectores y grabadoras de DVD, videocámaras y electrónica del automóvil. La venta de televisores LCD supondrá en 2006 el 32% del total facturado por el sector, cuando hace un par de años este tipo de televisores representaba el 9%.

James Kim, presidente ejecutivo de LG en Europa, calcula que el precio de los televisores planos bajó el 30% el año pasado y pronostica que en 2006 la caída será similar. Esto hará que crezca el tamaño medio de la pantalla.

Si a principios de año la pantalla más vendida era de 32 pulgadas, estas Navidades será previsiblemente de 37 pulgadas. El tamaño de 42 pulgadas también tendrá un impulso extraordinario porque un televisor de plasma y uno LCD de igual medida tendrán un precio similar a finales de otoño. "Las tecnologías de plasma y LCD serán compatibles en el futuro, cada una con sus ventajas e inconvenientes", precisó Kim, cuya empresa fabrica paneles de ambas tecnologías.

Los fabricantes han puesto a punto múltiples tecnologías que permitirán que la imagen se vea bien en un televisor plano aunque el tamaño de la pantalla sea muy grande y la señal de la antena muy pobre.

Los avances mostrados en la feria IFA de Berlín se han producido tanto en los paneles de plasma y LCD como en la electrónica que procesa la señal y que mejora cada imagen para que se vea lo más nítida posible. El coste de producción ha bajado al fabricar paneles de mayor tamaño, con lo que el precio de televisor es menor.

A nivel del panel, el principal avance ha sido el aumento de la resolución de la pantalla, tanto de plasma como LCD para tamaños grandes, a partir de 32 pulgadas. Si hasta ahora los paneles tenían 768 líneas de píxeles horizontales, ahora llegan a 1.080 líneas. Aparte de duplicar como mínimo el número de píxeles en los paneles Full HD, se han mejorado los paneles LCD para que ofrezcan mayor contraste y que la iluminación sea uniforme. En los paneles de plasma, se ha reducido drásticamente el consumo y ha aumentado la fidelidad de los colores.

El proceso de la imagen de entrada y posterior escalado a la resolución de la pantalla también se beneficia de avances considerables. Incluso se genera artificialmente una imagen intermedia, como si la emisión fuera a 100 hercios en vez de 50. La variedad de tamaños, resolución de paneles y tipos de tecnologías utilizadas hace que el número de modelos y marcas a la venta haya crecido de modo vertiginoso.

Los fabricantes son conscientes de que esta profusión puede confundir al consumidor. Por eso, muchos especialistas piensan que, más que una lucha de supremacía tecnológica, lo que se librará en los próximos meses es una intensa guerra comercial entre grandes fabricantes de televisores.

IFA: www.ifa-berlin.de

Una feria básicamente alemana

La feria IFA de Berlín continúa siendo un excelente escaparate de las novedades que se producen en el sector de imagen y sonido. Esta edición, sin embargo, ha tenido dos ausencias destacadas, las de Sony y Panasonic, aunque ésta ofreció una rueda de prensa. Las coreanas LG Electronics y Samsung continúan dando su pleno soporte a esta feria que ahora se ha convertido en anual, lo mismo que las japonesas Sharp, Toshiba, JVC, Hitachi y la alemana Loewe, entre las principales. El número de expositores ha bajado de 1.202 a 1.049.

Diversos sectores que conforman la electrónica de consumo estaban ausentes. No había prácticamente ni una cámara fotográfica y las videocámaras estaban sólo representadas por empresas como JVC, Hitachi y Samsung. Excepto por la asistencia de Intel, AMD, Fujitsu Siemens y Acer, el sector informático estaba prácticamente ausente, lo mismo que el de telecomunicaciones. El bulto que hacen los televisores, aunque sean planos, contribuía a que fuesen los protagonistas absolutos de la feria. La paradoja de la IFA es que ha llegado a su punto más bajo de las últimas ediciones en un momento de gran euforia del sector, gracias a la explosión de las ventas de televisores planos. Los expositores atribuían la escasa presencia de visitantes internacionales a que las novedades estarán disponibles dentro de pocas semanas en los mercados importantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de septiembre de 2006

Más información